Quién es El Prenda, el miembro de “La Manada” que ha pedido perdón

Fue él quien coincidía con la joven en un banco de la plaza del Castillo y quién aprovechó la llegada de una vecina para colarse en el portal del número 5 de la calle Paulino Caballero donde sucedieron los hechos

José Ángel Prenda, uno de los componentes de La Manada,  en el juzgado de guardia de Sevilla / Foto: Efe
José Ángel Prenda, uno de los componentes de La Manada, en el juzgado de guardia de Sevilla / Foto: Efe

Conocido como ‘Joselito el Gordo’ o ‘el Prenda’, haciendo honor a su apellido, José Ángel Prenda fue quien comenzó la conversación con la víctima la noche de la supuesta agresión en Pamplona.

Hoy, tras cinco años de negar siempre los hechos y acusar a la afectada de inventarse la agresión sexual, por medio de una carta escrita desde la cárcel, ha reconocido que violó a la joven madrileña de 18 años y ha pedido perdón por los hechos sucedidos en los sanfermines de 2016. Es el primer y único miembro del grupo que lo ha hecho.

Perfil: Ya tenía antecedentes

Nació en Sevilla en 1989. Es el cabecilla de “La Manada”, el macho alfa. Miembro de la peña ultra del Sevilla Biris, que se encuentra frente a su casa, no era la primera vez que se enfrentaba a la Justicia en este caso. Guarda antecedente por un robo con fuerza en Huelva en 2011 que le costó dos años de cárcel.

Hijo de panadero. Los vecinos de su barrio admiten que era un joven que cuidaba de sus padres, ya mayores y enfermos. Cuando llevaba seis meses encarcelado en Pamplona, le rindieron homenaje desplegando en el estadio del partido Osasuna-Sevilla una pancarta en la que podía leerse “Gordo”. Un apodo que ya no demuestra su físico, ya que desde su entrada en prisión ha perdido varios kilos de los 107 con los que entró.

La noche trágica, alrededor de las 2:50 de la madrugada, fue él quien coincidía con la joven en un banco de la plaza del Castillo. Ahí comenzó todo. Fue él también quien aprovechó la llegada de una vecina para colarse en el portal del número 5 de la calle Paulino Caballero donde sucedieron los hechos que se han juzgado.

Según su defensa, fue la mujer la que incitó aquella noche a su cliente y los otros cuatro miembros a mantener sexo en grupo y la que llevó una “cierta iniciativa” en la supuesta agresión sexual en el portal, “practicando alternativamente diferentes posturas y acciones sexuales”, llegando incluso a realizar “jadeos y gemidos”.

Hasta ahora, defensor de su inocencia

En octubre de 2016, el ahora arrepentido confesor, escribía un escrito en el que declaraba su inocencia: “En la vida haría daño a una mujer y esto quiero dejarlo bien claro”. También dedicaba unas palabras a la joven denunciante: “Si en algún momento le hicimos sentir mal, ya lo estamos pagando con creces; en su mano está acabar con el sufrimiento inmerecido de cinco familias. Cinco familias completamente destrozadas por una mentira que estoy seguro en su día dirían para salir del paso”.

José Ángel Prenda ha cumplido actualmente cuatro años y tres meses de los quince años que le quedan en prisión. La actual confesión y disculpa podría ser muy valorada para comenzar a solicitar permisos de salida temporal.