Mayor expulsión de cenizas, que obligan a cancelar vuelos

Una de las coladas amenaza con cortar la comunicación con Puerto Naos, por lo que se busca una alternativa

Cenizas sobre una plantación de plátanos
Cenizas sobre una plantación de plátanos FOTO: Emilio Morenatti AP

Mientras estas últimas jornadas son las peores en cuanto a las emisiones de ceniza y piroclastos sobre el Valle de Aridane, el episodio volcánico registra una semana de descensos en los que se refiere a las emisiones de dióxido de azufre en el penacho del cono y la sismicidad profunda.

Durante el día de ayer la emisión de dióxido de azufre (SO2) asociado al penacho volcánico ha continuado mostrando una tendencia descendente durante los últimos 7 días, registrándose en el día de ayer un valor de 4.990 toneladas diarias, recordando que precisamente hace una semana se alcanzaban 52.000 toneladas.

Lo mismo ocurre con la sismicidad profunda que, aunque se sigan percibiendo terremotos sentidos, siguen en disminución sus episodios, especialmente en profundidad, siendo ésta una tendencia que también viene repitiéndose en la última semana. A ese respecto, tanto el director técnico de Pevolca, Rubén Fernández, como la portavoz científica, Carmen López, señalaron que son datos que tienen que ver con la durabilidad del episodio volcánico, añadiendo que son cifras que cuando bajan «son la mejor noticia para nosotros, como variable que indicaría alguna otra cosa», sin querer referirse a lo que podría estar anunciando. Sobre ese aspecto, Fernández añadió que «la tendencia es importante».

El Comité Director del Pevolca ha indicado durante la rueda de prensa de ayer que en las próximas 36 horas la operatividad del aeropuerto de La Palma se encuentra ante un escenario desfavorable debido a la disposición de la nube de ceniza y la previsión de vientos. Binter informó ayer de que la evolución de la ceniza procedente de la erupción obligó a suspender los vuelos con La Palma.

El Cabildo realizará trabajos de acondicionamiento en la vía de entrada a Puerto de Naos, de manera que pueda ser empleada temporalmente tanto de acceso como de salida de la costa del Valle de Aridane, debido al cierre del camino de subida por la situación de la colada que se encuentra en la zona de Las Norias.

El vicepresidente y consejero de Infraestructuras del Cabildo Insular, Borja Perdomo, indicó que esta pista que se ha procedido a cerrar era empleada por los vehículos de gran capacidad, por lo que se hace necesario realizar diversas intervenciones en la única carretera que queda habilitada para que puedan pasar los camiones de gran tamaño, mediante la rectificación de diversas curvas. Unas obras que se estiman que puedan estar ejecutadas en dos semanas.

El vicepresidente recordó que el Gobierno de Canarias sigue trabajando en la creación de una nueva vía que «comunique la carretera del Secadero con la carretera general de Puerto Naos, en doble sentido, que sería la vía definitiva de acceso y salida de la zona costera del Valle de Aridane».