El temor al “gran apagón” dispara la venta de hornillos y camping gas

En los últimos días, el sector de la venta de artículos relacionados con las cocinas portátiles ha detectado un aumento de la demanda de este tipo de productos tradicionalmente usados para cocinar al aire libre

Hombre alumbrando con la linterna durante un fallo eléctrico
Hombre alumbrando con la linterna durante un fallo eléctrico FOTO: RAYNER PENA REFE

El anuncio austriaco de que un gran apagón eléctrico está cerca, está generando miedo e incertidumbre entre los ciudadanos europeos y españoles que están buscando la forma de armarse con un buen kit de supervivencia.

La ministra de Defensa austriaca, Klaudia Tanner, advertía la semana pasada sobre el gran apagón que podría sufrir Europa y de los riesgos que supondría para la población.

Un apagón, “blackout” en inglés, conllevaría que semáforos, ordenadores, cajeros automáticos, teléfonos, internet y muchos otros servicios dejaran de funcionar, exponiendo la fragilidad de un día a día cada vez más digitalizado.

Pero esta amenaza de una falta generalizada de energía, infraestructura y suministro también ha llevado a muchos ciudadanos a comprar medios para cocinar y calentarse a gas por si esta situación finalmente se produjera de verdad.

Ante esto, el comparador de precios idealo.es ha detectado cómo se ha disparado la búsqueda de distintos dispositivos, como los hornillos y camping gas hasta en un 603%, desde el anuncio realizado el pasado 21 de octubre por las autoridades austríacas. De hecho, España es el país europeo que más crecimiento observa respecto a estos productos.

Otros artículos imprescindibles para sobrevivir en un posible apagón también están experimentando una explosión en su demanda, de acuerdo a los datos recogidos por los expertos de idealo. Este es el caso de las placas de cocina portátiles, cuyas búsquedas han aumentado en un 237%. Además, idealo.es revela que la demanda de GPS se ha duplicado en las últimas tres semanas.

No obstante, el operador del sistema eléctrico en España, Red Eléctrica, asegura que “no existe ningún indicio objetivo” de que puedan producirse problemas de suministro eléctrico y por tanto, un gran apagón como advierte Austria.

La presidenta de Red Eléctrica, Beatriz Corredor, pide que no se cambien los hábitos de vida, “en España no puede pasar, tenemos además muchísimas tecnologías distintas para poder garantizar el suministro eléctrico”, expresaba.