¿Peligran las Navidades? Estas son las comunidades que se plantean nuevas restricciones

En los últimos días, la incidencia acumulada de coronavirus ha subido en España y los expertos avisan: estamos a las puertas de una nueva ola. Varias comunidades han avisado de que aplicarán medidas restrictivas para Navidad si la situación sigue empeorando

Algunas personas en un bar de la calle Primer de Maig, en Barcelona, Catalunya (España).
Algunas personas en un bar de la calle Primer de Maig, en Barcelona, Catalunya (España). FOTO: Kike Rincón Europa Press

La pandemia de coronavirus, que parecía estar dando una tregua en España gracias a la vacunación de la población, vuelve a mostrar un claro repunte de contagios. Los datos relativos a la evolución de la Covid-19 siguen reflejando un aumento y por quinto día consecutivo, la incidencia acumulada por coronavirus experimentó una subida, al pasar de los 51,6 casos por cada 100.000 habitantes del miércoles hasta los 58,5 de este lunes. Los números reflejan que una vez que España se adentró la semana pasada en riesgo medio (de 50 a 100 casos), la transmisión ha ido registrando crecimientos diarios.

Los expertos avisan que estamos a las puertas de una nueva ola. Precisamente, el Institute for Health Metrics and Evaluation (IHME), creado por la Fundación Bill y Melinda Gates, ha augurado esta semana una sexta ola del coronavirus en España con casos similares a la quinta. El centro investigador pronostica que esta ola comenzaría en dos semanas y alcanzaría su pico más alto los últimos días del año.

En este escenario, son varias las comunidades que ya han avisado de que aplicarán medidas restrictivas para Navidad si la situación sigue empeorando. El objetivo es evitar un repunte de casos similar al de año pasado alimentado por la relajación de las fiestas. Si bien es cierto que España afronta las celebraciones navideñas en unas condiciones mejores que hace un año gracias a la vacunación, de un modo u otro, toda la población va a estar en contacto con el virus por la mayor movilidad y los contactos familiares y sociales en espacios cerrados propios de esas fechas.

En el País Vasco, la consejera de Salud del Gobierno Vasco, Gotzone Sagardui, ha alertado de que los “muchos contagios” que siguen produciéndose en esta nueva fase de la pandemia, cuya tasa de incidencia acumulada de covid supera ya los 118 casos por 100.00 habitantes, hace que “crezca el peligro” de que los hospitales se vean afectados, por lo que ha reiterado el llamamiento a que se cumplan las medidas preventivas frente al coronavirus.

Respecto a la posibilidad de que las cabalgatas, cotillones u otros actos navideños puedan verse afectados por el avance de la pandemia, ha explicado que “lo fundamental es el escenarios que nos vamos a encontrar” una vez lleguen esas fechas. “Actuemos ahora para poder celebrar mañana. Es lo que todos queremos, celebrar, compartir; pero tenemos que revertir esta tendencia al alza en la que lamentablemente seguimos”, ha añadido. Por todo ello, ha explicado que “si fuera necesario”, el Gobierno Vasco establecería nuevas medidas. “No queremos ir hacia otros escenarios; animamos a cumplir las medidas y a que se vacunen todos los que no lo han hecho”, ha indicado.

Otra de las regiones que está experimentando una subida de casos es Baleares. Pese a que el total de la población ha completado su pauta de vacunación, según el último informe, la incidencia acumulada a 14 días del coronavirus sigue al alza en las islas, situada ahora en los 97,8 casos por cada 100.000 habitantes, en situación de riego medio y con un crecimiento ininterrumpido desde el pasado 13 de octubre.

Aunque por el momento los indicadores hospitalarios están en riesgo bajo, la presidenta del Govern, Francina Armengol, ha asegurado que no se descarta la reactivación de medidas restrictivas si el incremento de la incidencia llegara a “condicionar” la actividad sanitaria u hospitalaria. Armengol se ha referido al regreso de los controles en puertos y aeropuertos, una de las últimas medidas levantadas, aunque hay “muchas más” opciones sobre la mesa.

En Galicia, el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, ha mostrado la “preocupación” del Gobierno gallego al respecto de la evolución del virus, especialmente con la mirada puesta en los datos de Europa. Aunque subraya que Galicia se encuentra en una mejor posición de datos, así como la evolución del conjunto de España es mejor que la de otros países, el subcomité clínico abordará esta semana posibles soluciones ante la posibilidad de tener que tomar medidas.

El conselleiro de Sanidade ha dicho que los datos “no son malos” y no han tenido “implicaciones” en las hospitalizaciones y unidades de críticos. “Pero por experiencia, puede cambiar de forma rápida”, ha apuntado, por eso ha recurrido al refrán “cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar” para mantener que es preciso estar preparados.

Confinamiento estricto

En Europa, las regiones del centro y sureste se han convertido en los nuevos focos de la pandemia, con una virulenta cuarta oleada que, propiciada por bajos índices de vacunación, ha elevado las tasas de infecciones y mortalidad hasta máximos absolutos.

Los expertos atribuyen la gravedad de la situación a la llegada del frío y la expansión de la variante delta del SARS-CoV-2 -más contagiosa que las cepas anteriores- en poblaciones poco inmunizadas.

Rumania, con la segunda tasa más baja de Europa de vacunación (alrededor del 44% de los adultos han recibido al menos una dosis) ve como los fallecidos diarios se han multiplicado por 10 en noviembre en comparación con septiembre. Pero incluso, otros países con más del 70% de vacunados, como Dinamarca, Reino Unido o Alemania, están restableciendo restricciones o planeando hacerlo para intentar frenar el alarmante aumento de casos.