Está circulando una moneda turca que se hace pasar por una de dos euros

Es uno de los fraudes más comunes en los que pueden verse envueltos los ciudadanos europeos

La Guardia Civil ha alertado este fin de semana del gran parecido que existe entre la lira turca y la moneda de dos euros. Imagen recogida de las redes sociales de la institución.
La Guardia Civil ha alertado este fin de semana del gran parecido que existe entre la lira turca y la moneda de dos euros. Imagen recogida de las redes sociales de la institución. FOTO: La Razón (Custom Credit)

La lira turca se ha depreciado constantemente desde hace más de 15 años. En estos momentos, una unidad de esta divisa equivale a 0,087 euros... un mínimo histórico producido, entre otros muchos motivos, por la falta de confianza que inspira la Administración del presidente Recep Tayyip Erdogán.

Por ese razón, cambiar nuestros euros por liras turcas, no parece la mejor opción.

Ciudadanos turcos cambian sus divisas por la depreciación de la lira
Ciudadanos turcos cambian sus divisas por la depreciación de la lira

En esta tesitura, la benemérita volvió a alertar este fin de semana a través de sus redes sociales, de uno de los fraudes más comunes en los que pueden verse envueltos los ciudadanos europeos: el cambiazo de la moneda de 1 lira por la de 2€.

Y es que, estas dos monedas son prácticamente iguales: tienen el mismo peso y la misma forma, están hechos de los mismos materiales, y la “guirnalda” plateada que rodea a ambas monedas, mide prácticamente lo mismo.

Pero entonces, ¿Cómo diferenciarlas?

El reto no es tanto distinguir la una de la otra, sino simplemente fijarse.

Nada más observar las dos monedas, podemos encontrar las diferencias: mientras que las monedas de 2€ tienen una inscripción que dice, precisamente esto: “2 euro”; la de 1 lira tiene un “1″ (bastante grande) y una leyenda que dice: Yeni Türk Lirasi, que significa literalmente “nueva lira turca”, acompañada también por el escudo de la bandera turca.

Al darle la vuelta a la moneda, los diseños también son diferentes: los europeos tenemos por costumbre añadir un motivo particular que identifica al país en el que se ha fabricado, como por ejemplo, los españoles añadimos el rostro de su majestad... o los franceses, que añaden un árbol con las palabras “Liberté, Egalité, Fraternité”, y las siglas “RF” (República Francesa).

Mientras tanto, los turcos incluyen la inscripción heráldica de Mustafa Kemal Atatürk, fundador de la República de Turquía. Y rodeando su rostro, la leyenda Türkiye Cumhuriyeti, que traducido significa “República de Turquía”.

Ahora bien, hay un problema que también se ha dado de forma recurrente. Y es que, mientras que los humanos, más o menos, podemos diferenciarlas a simple vista; muchas máquinas distribuidoras no lo tienen tan fácil para discernir estas pequeñas diferencias en su fisionomía (y evidentemente, tampoco reconocen las inscripciones). Por ese motivo, las liras pueden ser aceptadas y entrar en circulación como si de monedas europeas se tratase.

Otros fraudes parecidos

Este cambiazo no es el único que existe. La Guardia Civil ha alertado en otras ocasiones de que había gente pagando con dólares jamaicanos, con el zloty polaco,... o incluso con bolívares.

Y aunque no se haya dado todavía (que se sepa), hay muchas otras monedas que pueden parecerse bastante a las nuestras, como las de Tailandia, Egipto, Argentina, Marruecos, Azherbaiyán, (...). Y todas ellas, tienen un valor bastante más bajo que el Euro. Por eso, siempre deberíamos asegurarnos de que efectivamente estamos recibiendo el cambio que queremos.

Elianni Di Gregorio, un artista y estudiante de medicina, usa un billete de Bolívar como lienzo para darle algo de valor después de la terrible hiperinflación sufrida por Venezuela. Fotografía tomada el 10 de noviembre de 2021. REUTERS / Leonardo Fernandez Viloria
Elianni Di Gregorio, un artista y estudiante de medicina, usa un billete de Bolívar como lienzo para darle algo de valor después de la terrible hiperinflación sufrida por Venezuela. Fotografía tomada el 10 de noviembre de 2021. REUTERS / Leonardo Fernandez Viloria FOTO: LEONARDO FERNANDEZ VILORIA REUTERS

El Euro, al fin y al cabo, es una excepción entre las divisas del mundo... porque, a pesar de que en ocasiones hemos visto como se depreciaba sustancialmente, sigue siendo una de las monedas más fuertes y estables. Por eso, es un tesoro que no debemos despreciar ni descuidar.