La lava ocupa ocho hectáreas en 24 horas y se registran 350 terremotos

El nivel de emisión de piroclastos elevó este sábado la magnitud del volcán de 2 a 3

Vista de la erupción desde el mirador de El Time, en Tijarafe, uno de los lugares más visitados para contemplar el volcán
Vista de la erupción desde el mirador de El Time, en Tijarafe, uno de los lugares más visitados para contemplar el volcán FOTO: Miguel Calero EFE

El incremento de la actividad sísmica en el volcán de Cumbre Vieja, con el mayor pico (unos 350 terremotos en 24 horas) registrado en toda la erupción, hacía prever la llegada de más magma a los reservorios de los que se alimenta el volcán, tal y como informó el sismólogo Itahiza Domínguez en días pasados. Y el comportamiento actual del proceso eruptivo deja clara su «reanimación» con la aparición de más presión en la zona de superficie. Algo que se percibe, una vez más, en la estación GPS de Jedey, que el sábado alcanzó hasta los 9 centímetros de deformación acumulada en 6 días. Cuando se cumple el décimo domingo, en la mañana de hoy el rugido volvió a sentirse por parte de la población del Valle de Aridane, después de una semana en la que apenas se escuchaban los achaques de la erupción.

El volcán está impulsando hacia la superficie más material magmático, con más potencia, por lo que el tremor también sube. Ayer, el Comité Científico decidió subir la categoría de explosividad a VEI 3 por arrojar y acumular más de 10 millones de metros cúbicos de piroclastos y ceniza. La decisión se adoptó por acumulación, más que por potencia explosiva, algo que no ha pasado indiferente en las diferentes páginas especializadas sobre vulcanología, que ponen en duda el motivo. Los registros dicen que un VEI 3 ya tendría comportamiento vulcaniano tras multiplicar por 10 su potencia, algo que no ha pasado hasta ahora.

Pese a su «reanimación», el volcán de La Palma sigue siendo estromboliano, con fases freatomagmáticas provocadas por la incursión de agua en el sistema. Mantiene intensos pulsos de emisión de ceniza y tres frentes de colada lávicas que desde hace 48 horas permanecen activos.

La sismicidad intermedia continúa situándose en las mismas zonas y se mantiene la registrada a profundidades superiores a 20 km. La magnitud máxima el sábado fue de 4,6 mbLg.

La emisión de dióxido de azufre (SO2) asociada al penacho volcánico continúa siendo alta, pero relativamente menor que los dos días anteriores, registrándose un rango de valores entre 10.000 y 17.000 toneladas diarias.

El director técnico del Plan de Emergencia Volcánica de Canarias (Pevolca), Miguel Ángel Morcuende, ha recalcado en la rueda de prensa posterior al comité científico y director la preocupación que está causando el foco de emisión que está aportando magma a las zonas de colada 4 y 7, ubicadas entre la montaña de La Laguna y la montaña de Todoque.

Desde el Plan están «muy pendientes» de esta situación, ya que si continúa el aporte, en las próximas horas podría haber afección de nuevas zonas de viviendas y zonas agrícolas. Durante esta mañana, la velocidad de estas coladas ha alcanzado los 20 metros por hora y, aunque parece haberse ralentizado, se mantiene la monitorización.

En caso de que se produjera la afección, ésta se sumaría a las 1.058 hectáreas que ya están sepultadas por la lava. Actualmente hay 503 personas albergadas en los recursos habilitados por las autoridades.

Por otra parte, la compañía aérea Binter ha informado de que la última evolución de la nube de ceniza ha obligado a prolongar la paralización de los vuelos que la compañía tenía previstos con La Palma para la tarde de hoy. La aerolínea se ha visto obligada a tomar esta decisión por causas de fuerza mayor, ya que la situación de la ceniza en suspensión ha empeorado considerablemente.

Se seguirá evaluando la situación para retomar la operativa con seguridad. Por otro lado, la compañía está atendiendo por los canales habituales las solicitudes de cambios o reembolsos que pudieran recibirse por parte de los pasajeros afectados en estos vuelos. La aerolínea está siguiendo en todo momento la evolución de la situación en contacto con las autoridades aeronáuticas, a la espera de tener confirmación de que se cumplen todas las condiciones de seguridad para retomar la operativa con normalidad.

Debido a la situación excepcional e inédita que se está viviendo, Binter irá informando de cualquier novedad o cambio que se pudiera dar, a través de sus canales habituales. Además, la compañía recomienda que antes de volar se consulte en los medios oficiales la situación actualizada del vuelo.