Al menos 61 pasajeros de 2 vuelos de Sudáfrica dan positivo al aterrizar en Ámsterdam

República Checa trabaja para verificar un posible caso de la variante ómicron en el país

Policias en el aeropuerto de Amsterdam
Policias en el aeropuerto de Amsterdam FOTO: T.B La Razon

Al menos 61 pasajeros de dos vuelos procedentes de Sudáfrica han dado esta noche positivo en coronavirus después de aterrizar en Ámsterdam, donde se les sometió a una PCR al llegar a Países Bajos cuando ya entró en vigor la prohibición de vuelos desde países del sur de África, aunque no está claro si portan la nueva variante ómicron..

Un equipo del servicio de salud municipal (GGD) acudió ayer por la tarde al aeropuerto Schiphol de Ámsterdam, donde había aterrizado un vuelo procedente de Johannesburgo y otro de Ciudad del Cabo, para someter a sus 600 pasajeros a un test, en aplicación de una restricción neerlandesa del tráfico aéreo procedente del sur de África por temores a la nueva cepa.

Todos los pasajeros habían quedado retenidos en una zona de la terminal, separados del resto de personas que estaban en el aeropuerto, a la espera del resultado de la PCR, lo que se fue conociendo a lo largo de la tarde y noche.

El balance actual son 61 personas contagiadas, aunque todavía no se sabe si están infectadas con la variante ómicron, y se encuentran alojadas en un hotel en la zona de Schiphol bajo vigilancia de las autoridades locales, para cumplir una cuarentena de al menos siete días si presentan síntomas, y de cinco días si son asintomáticos.

El resto de los pasajeros que obtuvieron un resultado negativo en el test deberán someterse igualmente a una cuarentena domiciliaria de cinco días, hasta volver a hacerse una nueva PCR que, de ser negativa, les permite levantar la cuarentena.

El Gobierno neerlandés declaró este viernes al mediodía la suspensión total de todos los vuelos procedentes de los países del sur de África como una medida de prevención tras la detección de la nueva variante del coronavirus en la región.

Estos países pasaron a ser, además, “clasificados como áreas de muy alto riesgo” de coronavirus, lo que supone “una obligación de cuarentena” y el sometimiento a dos pruebas a los viajeros de estos países, una de ellas debía ser de menos de 24 horas.

El ministro de Sanidad, Hugo de Jonge, subrayó ayer que la nueva mutación todavía no había sido detectada oficialmente en Países Bajos, pero “al mismo tiempo, sabemos por otras variantes qué tan rápido puede ir algo como esto, por lo que tenemos que ralentizar la llegada de esta variante tanto como sea posible”.

Aunque a lo largo del viernes varios países europeos fueron prohibiendo de forma individual el tráfico aéreo desde el sur de África, por la tarde, los veintisiete de la Unión Europea (UE) acordaron suspender los vuelos a siete países africanos debido a la nueva variante, informaron a EFE fuentes europeas.

Se trata de Sudáfrica, Lesotho, Botswana, Zimbabwe, Mozambique, Namibia y Eswatini.

El Gobierno de Bélgica informó ayer de que el 22 de noviembre detectó en el país un caso de la nueva variante sudafricana en una mujer adulta joven no vacunada, que desarrolló síntomas once días después de viajar a Egipto a través de Turquía.

Suráfrica confirmó el jueves la detección de esta nueva cepa, identificada como B.1.1.529, que posee múltiples mutaciones y que ha despertado “preocupación” entre los especialistas, aunque su impacto aún tiene que ser estudiado.

En la República Checa

Las autoridades sanitarias de República Checa están verificando este sábado la posible existencia de un caso de la variante ómicron del coronavirus en el país, según ha informado este sábado el Instituto Estatal de Salud Pública (SZU). El primer ministro del país, Andrej Babis, ha precisado que el caso se trata de una mujer que estaba en Namibia y voló de regreso a la República Checa a través de Suráfrica y Dubái. Las autoridades sanitarias han querido llamar a la calma. “Estamos esperando la confirmación o refutación de esta prueba”, según la portavoz de SZU, Stepánka Cechová, al portal de noticias Novinki.

“Es necesario esperar los resultados de la secuenciación del genoma completo, que requiere algo de tiempo”, agregó Cechová, quien estimó que los resultados podrían conocerse el domingo, según el portal de noticias Novinki.

Alemania

La variante ómicron del coronavirus detectada en Suráfrica probablemente ha llegado ya a Alemania, tras haber sido detectadas anoche mutaciones características en un viajero procedente de la región. Según informó hoy el ministro de Asuntos Sociales del estado federado de Hesse, Kai Klose, a través de su cuenta de Twitter, “la variante ómicron ha llegado ya con una muy alta probabilidad a Alemania”. “Un viajero procedente de Suráfrica presentaba anoche varias mutaciones características de ómicron. Existe por lo tanto una sospecha elevada. La persona en cuestión se encuentra en aislamiento domiciliario”, precisó. En estos momentos se está realizando todavía la secuenciación completa, indicó, y apeló a todos aquellos llegados de África del sur en la última semana a limitar sus contactos y a testearse.

Alemania declaró ayer zona de riesgo por presencia de la nueva variante ómicron tanto a Suráfrica como a otros siete países de la región: Botsuana, Esuatini, Lesoto, Malaui, Mozambique, Namibia y Zimbabue.

La pasada medianoche entraron en vigor las restricciones para los viajeros procedentes de la región. La declaración como zona de riesgo por variante implica que las aerolíneas procedentes de esta región podrán trasladar a Alemania únicamente a ciudadanos alemanes y que éstos deberán guardar, tras ingresar al país, una cuarentena de 14 días, también si están vacunados