Suráfrica ve “pánico innecesario” sobre la variante Ómicron

Considera que los síntomas son «muy débiles» pero Europa, en máxima alerta tras detectar los primeros casos

Un pasajero trata de encontrar un vuelo para salir del aeropuerto de Johannesburgo
Un pasajero trata de encontrar un vuelo para salir del aeropuerto de Johannesburgo FOTO: SUMAYA HISHAM REUTERS

Ya está en Europa y las autoridades sanitarias han admitido su preocupación al respecto. Países Bajos ya ha confirmado 13 positivos de la variante Ómicron del coronavirus en pasajeros procedentes de Suráfrica; en Dinamarca se han detectado dos posibles casos y Francia cree que es «cuestión de horas» que se constate el primer contagiado por la nueva cepa.

Sin embargo, la presidenta de la Asociación Médica de Sudáfrica Angelique Coetzee, una de las descubridoras de esta variante de covid, quiso hacer un llamamiento a la calma y ha pedido que no cunda el «pánico innecesario» ante esta nueva modalidad porque los síntomas detectados hasta este momento son «muy débiles».

«Lo que estamos viendo en Suráfrica y, recordemos, estoy en el epicentro, es muy débil. Para nosotros son casos leves», declaró a la cadena BBC, según recoge Europa Press. «Estoy bastante segura de que en Reino Unido», donde se han confirmado dos casos, «existe un pánico innecesario, aunque dentro de dos semanas podría estar diciendo lo contrario».

Poco antes, el ministro de Salud británico, Sajid Javid, llamó a la cautela tras avisar que existen motivos para pensar que las vacunas actuales son «menos eficaces» contra la Ómicron y defendió las medidas de restricción anunciadas ayer por el primer ministro, Boris Johnson, entre ellas el retorno a la mascarilla.

«Es una aproximación proporcionada y equilibrada», explicó a Sky News, si bien reconoció que «todavía no se sabe gran cosa» más allá del hecho de que la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha descrito la Ómicron como una «variante de gravedad preocupante».

Respecto a las evoluciones de las últimas horas, Austria ha detectado su primer caso sospechoso de la variante en un viajero que regresó a Tirol en los Alpes desde Sudáfrica la semana pasada.

Tras el chequeo inicial por parte del departamento de virología de Innsbruck, apareció sospecha específica de que podría tratarse de la nueva mutación del virus, según informaron las autoridades en un comunicado recogido por ORF. Sin embargo, la confirmación requiere una secuenciación adicional en los próximos días..

Hasta Australia

También han confirmado los primeros casos de la variante ómicron países como Australia, que ha registrado dos viajeros contagiados procedentes del extranjero en Nueva Gales del Sur.

Ambos llegaron el sábado a Sidney desde el sur de África y dieron positivo en la prueba realizada a su llegada. En los dos casos estamos hablando de pacientes asintomáticos que tenían la pauta de vacunación completa. Ahora están en aislamiento en instalaciones sanitarias, según el canal australiano.

Los expertos sospechan que las vacunas son menos eficaces contra esta nueva variante

Filipinas ha anunciado igualmente que prohibirá temporalmente los vuelos procedentes de siete países europeos hasta el 15 de diciembre en respuesta a la aparición de esta variante.

Se trata precisamente de Austria, así como República Checa, Hungría, Países Bajos, Suiza, Bélgica e Italia, según el portavoz presidencial Karlo Nograles. Estos países se unen a Sudáfrica, Botsuana, Namibia, Zimbabue, Lesoto, Esuatini y Mozambique, según informa la cadena filipina ABSCBN y ha recogido la agencia Europa Press.

Mientras, el estado de Nueva York, en Estados Unidos, ya ha declarado el estado de emergencia como medida excepcional ante la aparición de esta variante.

La gobernadora del estado, la demócrata Kathy Hochul, ha sido una de las primeras funcionarias del país en tomar una decisión al respecto de la nueva variante del virus, tal y como apunta el diario «The Hill».

Por su parte, el principal responsable de la lucha contra el coronavirus en el país, Anthony Faucci, reconoció el sábado que no le «sorprendería» que la variante ómicron estuviera ya en suelo estadounidense. «No lo hemos detectado aún, pero cuando hay un virus con este nivel de transmisibilidad y ya hay casos por viajes en Israel, Bélgica y otros países. Cuando hay un virus así, es casi imposible que no se extienda por todas partes», afirmó Fauci en declaraciones a la cadena NBC.

Numerosos países (incluido Estados Unidos) han vetado la entrada de turistas internacionales desde Suráfrica, donde primero se detectó la nueva variante, y sus países vecinos del sur del continente africano. El propio presidente estadounidense, Joe Biden, tildó esta decisión como una «medida de precaución» ante el rápido avance de esta variante.