Madrid confirma el primer caso de ómicron en España: un viajero de 51 años procedente de Sudáfrica

El positivo fue detectado mediante un cribado con test de antígenos en el aeropuerto de Barajas y se encuentra con síntomas leves y en aislamiento

La Comunidad de Madrid ha confirmado hoy el primer caso de paciente positivo en la región con covid infectado con la variante ómicron. El Servicio de Microbiología del Hospital público General Gregorio Marañón ha secuenciado y confirmado este caso.

Se trata de un varón de 51 años que regresó de Sudáfrica el pasado 28 de noviembre con una escala en Ámsterdam. La Dirección General de Salud Pública mantiene la vigilancia epidemiológica de lo contactos estrechos del vuelo que aterrizó en Madrid procedente de la capital holandesa. El positivo fue detectado mediante un cribado con test de antígenos en el aeropuerto Adolfo Suarez Madrid-Barajas. El paciente se encuentra con síntomas leves y en aislamiento guardando cuarentena.

Este nuevo linaje comparte mutaciones con la variante delta y beta. En la actualidad, oficialmente, existen 23 variantes circulantes. De ellas, seis se catalogan como “variantes de preocupación”: delta, alfa, beta, gamma, landa y mu. Esta denominación la reciben las variantes para las cuales existe evidencia de una mayor transmisibilidad, casos más graves de enfermedad, reducción significativa en la neutralización por los anticuerpos generados durante una infección anterior o la vacunación, menor efectividad de los tratamientos o las vacunas, o fallas de detección de diagnóstico. El resto, son variantes de interés.

Hasta ahora se había detectado en Países Bajos, Suiza, Austria, Israel, Bélgica, Escocia, Portugal, Inglaterra, Francia, Dinamarca, Australia. En África, además de los casos detectados en Sudáfrica, en los últimos días han aparecido positivos por la variante ómicron en Lesotho, Botsuana , Zimbabue, Mozambique, Namibia y Eswatini.

Mutaciones desconocidas

El hallazgo de la mutación B.1.1.529 se ha producido al realizar la secuenciación del genoma del coronavirus circulante, un proceso rutinario en la mayoría de los países del mundo desde marzo de 2020. “Al analizar las muestras recolectadas entre el 14 y el 23 de noviembre, detectaron que más del 70% de los genomas que estaban secuenciando eran diferentes a los que ya veíamos en otras cepas. Es decir, este nuevo linaje seguía un alto número de mutaciones: unas están identificadas por estar presentes en algunas de las variantes que están ahora mismo circulando por el mundo, pero otras son desconocidas”, comenta el doctor Francisco José Roig Vázquez, especialista en Neumología del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid.

En concreto, este nuevo linaje comparte mutaciones con la variante delta y beta. En la actualidad, oficialmente, existen 23 variantes circulantes. De ellas, seis se catalogan como “variantes de preocupación”: delta, alfa, beta, gamma, landa y mu. Esta denominación la reciben las variantes para las cuales existe evidencia de una mayor transmisibilidad, casos más graves de enfermedad, reducción significativa en la neutralización por los anticuerpos generados durante una infección anterior o la vacunación, menor efectividad de los tratamientos o las vacunas, o fallas de detección de diagnóstico. El resto, son variantes de interés.