Sanidad pone límite a los eventos navideños

El riesgo de diseminación de Ómicron se considera muy alto. Ya hay cuatro casos confirmados en España, todos vacunados con pauta completa

El Ministerio de Sanidad recomendó ayer limitar el número de participantes en eventos públicos y sociales, especialmente durante las celebraciones de las fiestas navideñas, así como intensificar las medidas de control y seguimiento de las personas procedentes del sur de África. Así lo señala el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias en la sexta actualización del documento en el que evalúa el riesgo de las variantes de Sars-CoV-2, en la que señala que “el riesgo de nuevas introducciones de ómicron en España se considera muy alto y el de diseminación alto”.

De hecho, ya se han confirmado los cuatro primeros casos en España. La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid certificó ayer el segundo caso de la variante ómicron en este territorio, que se suma a los dos detectados preliminarmente ayer por la tarde en Cataluña.

Se trata de una mujer de 61 años que llegó en la noche del lunes al martes al Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas en un vuelo procedente de Suráfrica vía Ámsterdam. Está vacunada con la pauta completa, dos dosis, de AstraZeneca, se encuentra asintomática y está guardando aislamiento con seguimiento médico. El primer caso confirmado, un varón de 51 años, llegó a Madrid por la misma vía un día antes, el domingo 28. Este hombre también está vacunado con la pauta completa, dos dosis, aunque en este caso de Pfizer, e igualmente se encuentra con síntomas leves y guardando aislamiento con seguimiento.

Por otro lado, el Hospital Clínico de Valladolid estudia un caso sospechoso procedente de Suráfrica, según señaló ayer la consejera de Sanidad, Verónica Casado, aunque apuntó que «las posibilidades son bajas».

Según señala Sanidad, el número de personas en España procedentes del cono sur africano está en torno a 75 personas al día, y también es posible que aparezcan casos de viajeros procedentes de otros países.

La nueva variante ya está presente en once países de la Unión Europea: España, Alemania, Italia, Dinamarca, Austria, Suecia , Bélgica, República Checa, Francia, Holanda y Portugal, donde se han detectado 44 casos en total de acuerdo a los datos del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC). Además, en Reino Unido se tiene constancia de otros 14 infectados sin confirmar.

En total, hay casi 60 casos en doce países, aunque se espera que vayan apareciendo nuevos positivos de esta variante en los próximos días.

“Hay otros casos probables que están siendo investigados”, advirtió el ECDC en su última actualización de datos. “La mayoría de los casos confirmados están relacionados con viajes a países africanos y todos los casos de los que se dispone información sobre la gravedad fueron asintomáticos o leves. Hasta el momento, no se han reportado casos graves ni muertes”.

Portugal y Holanda son los dos países con más casos detectados. En el primero, los 13 infectados pertenecen al equipo de fútbol Os Belenenses, después de que uno de sus jugadores regresara el 21 de noviembre de un viaje a Sudáfrica. En el caso de Holanda, 14 de los 16 se detectaron en dos vuelos que aterrizaron en Ámsterdam procedentes de Sudáfrica.

Hasta ahora se han notificado casos sin relación con viajes en Alemania, Italia, Portugal y Reino Unido, pero sólo uno de estos casos en Alemania refiere no haber tenido contacto con nadie que hubiera viajado a África.

Fuera de Europa, Ómicron ya ha sido detectada en Australia, Botsuana, Canadá, Hong Kong, Israel, Japón y Sudáfrica.

Aunque el mundo parece haber aprendido de la pandemia de covid y está respondiendo con velocidad, por medio de sistemas de detección y notificación rápidos, la nueva variante también ha actuado con rapidez.

Plataforma Gisaid

Tom Peacok, virólogo del Imperial College de Londres –y uno de los primeros especialistas en publicar en su perfil de twitter detalles sobre Ómicron– hablaba el pasado día 23 de 4 casos, que aumentaban primero a 10 y se convertían en 50 en un par de días. La plataforma de seguimiento de variantes del SARS-CoV-2, Gisaid, recogía ayer por la tarde 124 casos solo en Sudáfrica, el país con más presencia de Ómicron, seguido de Bostwana, con 16.

Será Sudáfrica, y sobre todo la provincia de Gauteng, las que darán pistas sobre la evolución de la nueva variante y cómo afecta al organismo en un entorno mayoritariamente sin vacunar: solo el 28% de los cerca de 60 millones de habitantes del país tienen la pauta completa y casi el 20% de la población entre 15 y 24 años tiene HIV/SIDA.

En el otro lado está Europa, que, a nivel global, cuenta con un 67% de la población totalmente vacunada, con lo que se mantiene la confianza en que los casos que se vayan encontrando se mantengan en el espectro leve o asintomático de la infección, como los hallados hasta ahora. Pero Ómicron acumula ya varios y peligrosos récords: entre ellos que nunca antes una variante había pasado tan rápido de la primera detección a ser una variante de preocupación.