La Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), satisfecha con la reforma de la Ley de Tráfico

El artículo 62, ya modificado, contemplaba la formación “online” de los futuros conductores

La CNAE desarrolló una intensa campaña para que se modificase el artículo 62 de la nueva Ley de Tráfico
La CNAE desarrolló una intensa campaña para que se modificase el artículo 62 de la nueva Ley de Tráfico FOTO: Nacho Valverde Ical

El jueves el Congreso dio luz verde a la reforma de la Ley de Tráfico, tras aprobar todas las enmiendas introducidas en el texto por el Senado. En el trámite parlamentario de la Cámara Alta se modificó el artículo 62 del texto remitido por el Congreso, que permitía la formación teórica «online» para conductores y que los centros pudieran tener un único local físico con el que operar en toda España.

Según señaló en su momento la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), este hecho habría propiciado «el cierre masivo de secciones y una enseñanza online sin garantías». Durante este tiempo la Confederación llevó a cabo una intensa actividad en defensa del sector y de la seguridad vial, lanzando una campaña con el hastag Noal62, en cuyo manifiesto invitaba a los centros de formación vial, organizaciones relacionadas con la seguridad vial y a los ciudadanos a que firmaran en contra del artículo 62 de la nueva Ley de Tráfico.

El texto alertaba de que si la ley salía como estaba redactada entonces, sería inevitable el cierre de locales, con la consiguiente pérdida de miles de puestos de trabajo, y el caos en los exámenes de los permisos, además de la merma en la calidad de la enseñanza, la cual repercutiría muy negativamente en la seguridad vial.

El 8 de noviembre la Cámara Alta aprobó la ponencia, que incluía el rechazo a la modificación del artículo 62. Nada más conocerse la noticia, el presidente de la Confederación, Enrique Lorca, declaró visiblemente satisfecho: «Quizá en toda su historia las autoescuelas de nuestro país no se habían enfrentado a un reto tan difícil como este; si hubiésemos fallado, el sector lo habría pasado muy mal, tal vez hubiera desaparecido. Era mucha la responsabilidad de CNAE y el trabajo ha sido ímprobo, pero afortunadamente podemos decir que ha triunfado la razón y que la formación vial en este país tiene futuro”, señaló.