El Gobierno no ha decidido aún si dejar el IVA del 4% en las mascarillas

Si no hay cambio de criterio el impuesto a los cubrebocas subirá al 21% el próximo 1 de enero

Ciudadanos pasean por el centro de Madrid con mascarillas
Ciudadanos pasean por el centro de Madrid con mascarillas FOTO: Enrique Cidoncha La Razón

La ministra portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, aseguró ayer que «hay margen» para mantener más allá de final de año el IVA de las mascarillas quirúrgicas desechables a un tipo superreducido del 4% «si fuera necesario», informa Efe. Rodríguez precisó tras la reunión del Consejo de Ministros que «no hay ninguna decisión acordada, más que la voluntad o la constatación de que, efectivamente, el Gobierno ha tomado decisiones al respecto cuando ha habido que tomarlas para atender las necesidades ciudadanas».

La ministra portavoz se expresó así después de que LA RAZÓN informara ayer de que el IVA de las mascarillas quirúrgicas subirá al 21% el próximo 1 de enero si no se adopta una decisión extraordinaria en sentido contrario por parte del Ejecutivo, después de que la prórroga del IVA al 4% no apareciera incluida en los Presupuestos Generales del Estado para 2022. Rodríguez incidió en que el Gobierno ya ha «reestructurado» la presión fiscal que soportan los ciudadanos cuando lo ha visto necesario, como ya hizo en 2020 con el IVA de las mascarillas o este año con los impuestos que gravan la factura de la luz».

Como se recordará, la bajada del IVA de esta clase de mascarillas del tipo general (21%) al superreducido (4%) fue decidida el 18 de noviembre de 2020 en el Consejo de Ministros, con validez hasta el 31 de diciembre de 2021. Se produjo después de una larga polémica en la que el Gobierno aseguraba que no podía proceder a la bajada porque lo impedía la Unión Europea, circunstancia que ésta negó.

Ayer, los países de la UE alcanzaron un acuerdo que les permitirá gozar de más libertad aún para elegir qué productos se benefician de un IVA reducido. El pacto fue alcanzado por los ministros de Finanzas para reformar la directiva que rige el funcionamiento de este impuesto.