La pauta completa con Pfizer protege un 70% frente a casos graves de Ómicron

Frente a la infección, la protección cae desde un 80% para otras variantes a un 33% para esta, según una investigación realizada en Suráfrica

Gente esparando para recibir la vacuna frente a la covid en Soweto's Baragwanath Hospital, en Surádfrica.
Gente esparando para recibir la vacuna frente a la covid en Soweto's Baragwanath Hospital, en Surádfrica. FOTO: Jerome Delay AP

La protección que ofrece la vacunación con dos dosis de Pfizer frente a los casos graves de la variante Ómicron es del 70%, según los primeros datos de una investigación pionera realizada en Suráfrica para responder a esta cuestión. El estudio, elaborado por la mayor agencia de seguros de salud privados del país, Discovery, junto a científicos del Consejo Surafricano de Investigación Médica (SAMRC, en inglés), se basa en los resultados de 78.000 test PCR obtenidos entre el 15 de noviembre y el 7 de diciembre.

Los resultados son esperanzadores en cuanto a que muestran que la inmunización con Comirnaty sería “suficiente” para proteger frente a las hospitalizaciones, aunque el porcentaje para frenar la gravedad con las variantes anteriores alcanza el 93%. Los investigadores indican que la caída del 93 al 70% podría deberse a que la investigación se ha hecho con personas mayores que se vacunaron primero, por lo que pueden haber perdido inmunidad. Sin embargo, en personas más jóvenes, esta protección podría ser más elevada.

Respecto a las hospitalizaciones, y aunque la mayoría se producen en personas no vacunadas, el estudio muestra que hay 38 admisiones por cada 1.000 casos de Ómicron- frente a 101 de cada 1.000 casos con Delta. Además, la proporción de pacientes infectados que necesitan ser atendidos en UCI es del 13% en esta “oleada”- frente al 30% en las anteriores. Esto supone que la gravedad de los casos es un 29% menor que la de los causados por la D614G, variante responsanble de la primera ola de infecciones en el pais.

En relación a los casos que no requieren hospitalización, los resultados muestran que contagiarse con la nueva variante causa síntomas más leves (con recuperación en tres días) pero también confirman una tasa de reinfecciones (personas que han pasado la enfermedad) y de infecciones irruptivas (en aquellas vacunadas con la pauta completa), más alta.

Aun así, los investigadores piden prudencia respecto a las conclusiones del estudio dado que la población de Suráfrica tiene particularidades que no comparte con la mayoría de los 63 países por los que se ha extendido la nueva variante. Y es el que el 70% de los habitantes han estado expuestos al SARS-CoV-2, bien sea por haberse vacunado o por haber tenido un contagio previo, en los últimos 18 meses, por lo que su nivel de anticuerpos es muy elevado.