Un policía fuera de servicio lanza disparos al aire al ser perseguido por un coche en Guadalajara

Tratan de identificar al conductor, que llevaba un Toyota sustraído, e intentó embestir a los agentes

Imagen de archivo de la Policía Nacional
Imagen de archivo de la Policía Nacional FOTO: POLICÍA NACIONAL POLICÍA NACIONAL

La Policía Nacional investiga un extraño altercado que tuvo lugar la semana pasada en Guadalajara. La secuencia narrada por protagonistas, dos agentes que se encontraban fuera de servicio cuando sucedieron los hechos, resulta de lo más rocambolesca. Uno presta servicio en los GEO y el otro en la UIP. Eran sobre las 20:30 horas del 14 de diciembre cuando los dos agentes se encontraban practicando deporte en un paraje entre las localidades de Chiloeches y El Pozo de Guadalajara. Uno corría y el otro iba en bicicleta con un perro cuando vieron cómo, desde la carretera, se acercaba al camino de tierra un coche a gran velocidad.

Según el atestado policial, el agente de la UIP decide coger su «arma particular» porque ese coche le «infundió sospechas por la hora que era y por la velocidad a la que iba». El policía vio cómo se acercaba a gran velocidad hacia su compañero GEO y, al pensar que le iba a atropellar, cuando se encontraba solo a 200 metros, el agente comienza a hacerle señales sin ningún éxito. Cuando el conductor finalmente pasa por su lado, el agente se identifica mostrándole su placa y el carné profesional que llevaba en el bolsillo trasero de la camiseta de deporte y el conductor llega a parar. El policía le recrimina su actitud pero el tipo, con acento del Este, emprendió de nuevo la huida.

Disparo a las ruedas

A unos 150 metros ven como el vehículo frena, maniobra y comienza a dar marcha atrás yendo en dirección hacia ellos. El agente de la UIP le hizo señas con la luz de su frontal para que frenara pero, viendo que el tipo las ignoraba, decide dar dos disparos al aire y un tercero a las ruedas del coche, si bien no tienen claro que impactara en los neumáticos en movimiento ya que el tipo huyó. Ahora la Policía busca al hombre que conducía un Toyota CHR que, además, figuraba como sustraído. Los agentes probablemente también tendrán que dar explicaciones sobre el uso del arma.

El tipo ahora buscado era un varón de unos 45 años, complexión fuerte, pelo corto castaño y tez morena. Los agentes aseguran que le reconocerían sin ningún género de dudas. Tras el incidente, pararon a una patrulla de la Guardia Civil que pasaba por al zona para explicar lo sucedido.