La mitad de los resfriados son en realidad Covid-19, advierten los expertos

La tasa de contagios se ha disparado en la última semana hasta 911, con más de 180.000 contagios en apenas 72 horas

La mitad de todas las personas que actualmente tienen resfriados en realidad tendrán Covid, advirtieron los expertos. Las infecciones por la variante Ómicron de coronavirus están alcanzando niveles récord en todo el mundo. En países como Reino Unido, el número de contagios diarios superan los 100.000. En España, llevamos dos días superando todas las marcas con 60.000 y 70.000 contagios y con tasa una incidencia que en algunos lugares supera los 1.000 contagios por cada 100.000 habitantes.

La relajación de las medidas de protección individual y el alto grado de transmisión de la nueva variante ha pillado por sorpresa a las autoridades locales, regionales y nacionales. El Gobierno improvisó la obligatoriedad del uso de mascarilla a partir de esta Nochebuena y algunas comunidades autónomas ya han decretado nuevos toques de queda y medidas relacionadas con el acceso a los establecimientos con el pasaporte covid obligatorio.

Además del alto grado de contagio, otro de los factores importantes en la transmisión es que las personas infectadas no son conscientes en muchos casos de que tienen Covid-19, porque los síntomas de Ómicron son mucho más leves que los de otras variantes y pueden ser confundidos con un simple resfriado, por lo que no le dan la mayor importancia ni toman medidas de precaución o aislamiento.

De hecho, según un estudio realizado en Reino Unido, la mitad de las personas que presentan síntomas de un resfriado en realidad es que están infectados por coronavirus.

El estudio ZOE Covid se ha calculado comparando el número de casos nuevos de una enfermedad similar a un resfriado con el número de casos nuevos de Covid confirmados. Tim Spector, uno de los responsables del trabajo, dijo que los mensajes que se están trasladando a la sociedad no son los adecuados y que se deben cambiar “urgentemente” y reconocer abiertamente que muchas personas que se hayan infectado de Covid tendrán los síntomas de un resfriado común.

“Los datos del estudio ZOE muestran claramente que los síntomas más importantes ya no son la tos continua, temperatura alta o pérdida del gusto u olfato. En la mayoría de los casos nuevos de Omicron, los síntomas son los mismos que en un resfriado común: dolor de garganta, secreción nasal y dolor de cabeza”, explicó Spector.

Asimismo, indicó que para frenar la propagación de la nueva variante, que en muchos países ya es predominante, se “debe evitar socializar en interiores, comprobar que las personas con las que se estamos no tengan síntomas de resfriado, realizarse pruebas antes de reunirse y tener la pauta de vacunación completa.

El número de casos nuevos detectados se ha disparado durante la última semana en todo el mundo. Y Reino Unido no ha sido una excepción, lo que para Spector es “el mayor salto en los casos que he visto desde que comenzamos el estudio ZOE Covid”. “Si bien las cifras muestran un panorama preocupante, la buena noticia es que nuestros datos preliminares, basados en alrededor de 2.500 casos probables informados en la aplicación ZOE, sugieren que Omicron es más leve que Delta”.