Sudáfrica levanta el toque de queda pero reconoce que el riesgo de un aumento de contagios “es alto”

El Gobierno mantiene el uso obligatorio de la mascarilla

Un sanitario desea un año nuevo libre de covid
Un sanitario desea un año nuevo libre de covid FOTO: JAGADEESH NV EFE

El Gobierno de Sudáfrica ha levantado el toque de queda impuesto para frenar la propagación de la COVID-19, pero ha reconocido que el riesgo de un aumento de contagios “aún es alto” dada la alta transmisibilidad de la variante ómicron del SARS-CoV-2.

Las autoridades sudafricanas han justificado su decisión gracias a los niveles de vacunación en el país y señalando que el sector sanitario aún tiene capacidad suficiente.

No obstante, y tras una reunión extraordinaria, el Ejecutivo sudafricano ha decidido que el uso de mascarilla continúe siendo obligatorio y ha pedido a la ciudadanía cumplir con los protocolos sanitarios.

En este sentido, han limitado a mil el número de asistentes a eventos en interiores y a 2.000 en exteriores, que tendrán que ser acomodados respetando el distanciamiento físico, según ha recogido el diario sudafricano ‘Sowetan’.

"El riesgo de un aumento de los contagios aún es alto dada la alta transmisibilidad de la variante ómicron", ha insistido el Ejecutivo sudafricano en un comunicado.

Sudáfrica, donde se identificó por primera vez la variante ómicron, ha contabilizado más de 3,4 millones de contagios de COVID-19 y más de 91.000 fallecidos desde que comenzó la pandemia. Ep