¿Qué diferencias hay entre una cerveza 0,0 y una sin alcohol?

La mayoría de las personas cree que estas bebidas son iguales, no obstante, existen ligeras diferencias entre ambas que debemos tener en cuenta a la hora de consumirlas

Lineal de un supermercado Mercadona con la cerveza Falke Tostada 0,0% en primer lugar
Lineal de un supermercado Mercadona con la cerveza Falke Tostada 0,0% en primer lugar FOTO: Mercadona

Aunque según Fedishoreca, entidad que representa a las principales empresas de distribución para la hostelería, el consumo de cerveza en España ha descendido un 25% respecto a cifras anteriores a la pandemia. En España nos encanta la cerveza, por eso somos el segundo país que más la consume del mundo, 417 cervezas por habitante al año. Sólo superados por República Checa, que toma 468. De ese total, un 14% de las cervezas consumidas en nuestro país (alrededor de 48 litros por persona al año) son cervezas sin alcohol y 0,0. Un producto que se ha convertido en la alternativa para aquellos que no pueden o no quieren tomar alcohol.

Diferencias

Una mujer, con el tradicional traje bábaro, bebe una cerveza en la  Oktoberfest en Munich.
Una mujer, con el tradicional traje bábaro, bebe una cerveza en la Oktoberfest en Munich.

La principal diferencia reside en su elaboración, determinados procesos de fabricación hacen imposible que se pueda realizar cerveza sin un mínimo porcentaje de alcohol, por tanto, algunas de ellas, aunque en cantidades muy pequeñas, si contendrán algo de alcohol.

  • Las cervezas “sin alcohol”, sí tienen algo de alcohol. Puesto que para ser consideradas “sin alcohol” simplemente están obligadas a tener una concentración menor de un 1%. Según un análisis realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) las cervezas “sin alcohol” contienen un volumen medio de alcohol de 0,7%.
  • Las cervezas “0,0″ son realmente cervezas que no contienen alcohol, el indicativo “0,0″ les obliga a cumplirlo. Algo que, según la OCU, cumplen todas las marcas, así que si no quiere tomar alcohol, debe optar por este tipo de cervezas.

Normativa de etiquetado

La cerveza tipo lager es la de más consumo en el mundo / AP
La cerveza tipo lager es la de más consumo en el mundo / AP

Respecto a las cervezas “sin alcohol”, la normativa expresa que para que una cerveza esté catalogada como “sin alcohol” tiene que tener menos del 1% de alcohol. Aunque, si queremos averiguar la concentración exacta de alcohol de la cerveza que estamos consumiendo, en este tipo de cervezas nos resultará, en ocasiones, complicado por dos factores principalmente:

  • El primero es respecto a la no obligatoriedad de declarar la concentración de alcohol en bebidas de menos de un 1,2%. Por lo tanto, salvo que el fabricante quiera dar esa información, el usuario final no podrá conocerla.
  • El segundo factor que dificulta su conocimiento es el Real Decreto 678/2016, que establece que cualquier cerveza que tenga una concentración, de 0,05% de alcohol por ejemplo, deberá redondearse hacia arriba, por lo que en el etiquetado pasaría a ser 0,1% de alcohol, aún siendo menor la concentración real.

Por último, la OCU respecto a la ingesta de estas bebidas advierte que: “Con dos latas de cerveza sin alcohol de 0.9%, te estarías tomando la misma cantidad de alcohol que con una caña de cerveza (150 ml). Por lo tanto, la denominación de “sin alcohol” es cuanto menos confusa y sobre todo incierta. Es decir que si no quieres tomar alcohol, opta mejor por la gama de cervezas 0,0″.