Los Reyes Magos traerán mucho frío a la Península

El miércoles las temperaturas podrían llegar a descender hasta 10 grados

Una espesa niebla cubre el Club Naútico de Gandía (Comunidad Valenciana)
Una espesa niebla cubre el Club Naútico de Gandía (Comunidad Valenciana) FOTO: Natxo Francés EFE

A pesar de que el 2022 ha empezado con temperaturas más altas de lo habitual en estas fechas en gran parte de España, este ambiente primaveral está a punto de terminar con la vuelta al crudo invierno durante el día de Reyes.

A partir de mañana, martes, la situación cambiará, ya que se acerca una masa de aire polar asociada a una vaguada procedente del Atlántico, junto con el nuevo frente, según ha señalado Samuel Biener, experto de Meteored (tiempo.com). Así, se registrarán vientos intensos en el norte y en la vertiente mediterránea, y precipitaciones que se desplazarán de oeste a este con cotas de nieve que descenderán hasta los 1.000 metros en la zona norte y los 1.500 metros en el sur. Con todo esto, se registrarán nevadas de gran consideración en el Pirineo.

En la vertiente atlántica se producirá un notable descenso de las temperaturas, mientras que en puntos del este y sureste ascenderán durante el día, con cifras cercanas a los 25 ºC como consecuencia del viento de poniente.

Masa de aire polar

En la jornada del miércoles el ambiente será de pleno invierno en toda España debido al aire polar. En la mitad oriental peninsular caerán las temperaturas de forma considerable, y podrían ser hasta 10 ºC más bajas respecto al día anterior, con vientos intensos del norte y noroeste. En el archipiélago balear se esperan nuevas precipitaciones, al igual que en Galicia. En el Pirineo, Sistema Ibérico y en la Cordillera Cantábrica continuarán las nevadas con una cota de nieve que rondará los 1000 metros. En Extremadura y en la mitad occidental de Andalucía las lluvias llegarán al final del día.

El día de Reyes será invernal. La madrugada será muy fría, con temperaturas por debajo de los 0 ºC en gran parte del interior peninsular. Las ciudades de Madrid, Salamanca, Zamora y Palencia podrán llegar a marcar hasta -5 ºC. Seguirá lloviendo en Andalucía y el Estrecho, pero las precipitaciones irán disminuyendo en la mitad norte y el Sistema Central, con una cota de nieve que bajará hasta los 700 metros en el Pirineo.

Según explican desde Meteored, durante el final de la semana se aproximará un anticiclón y ya solo habrá precipitaciones en el extremo norte debido al flujo del noroeste. También se producirán lluvias en Baleares, mientras que en el archipiélago canario predominarán los alisios con un incremento de la nubosidad y descenso de las temperaturas, con posibilidad de lluvias en las islas montañosas y calima.