DNI para mascotas: qué es y cómo funciona

Se trata de una medida recogida en el anteproyecto de ley de Protección y Derechos de los animales, que también prohíbe la cría de mascotas a particulares

Fotograma de uno de los perros que aparecen en el vídeo que recibió la plataforma Leales.org
Fotograma de uno de los perros que aparecen en el vídeo que recibió la plataforma Leales.org FOTO: Leales.org

El anteproyecto de ley de Protección y Derechos de los animales que presentó el pasado mes de octubre el Gobierno de Pedro Sánchez recoge varias medidas como la obligatoriedad de tener un DNI animal, la prohibición del sacrificio de animales de compañía y el fin de las compras de mascotas para fomentar la adopción.

El objetivo de la Dirección General de Derechos de los Animales para la creación de este documento de identidad para mascotas es tener una base de datos nacional. De esta forma, se tendrán tener identificadas a todas las mascotas para garantizar su bienestar y evitar los abandonos.

Así, además de tener registrados a perros y gatos, también será más sencillo multar al responsable en caso de abandono animal. En ese documento deberán registrarse diferentes datos sobre el animal, como el calendario de vacunas o tratamientos veterinarios a los que se ha sometido, convirtiéndose en una herramienta complementaria al microchip. Además, contará con la coordinación de todas las comunidades autónomas.

Desde la Dirección General de Derechos de los Animales consideran que la gestión del DNI animal caerá en manos de las comunidades autónomas, si bien existirá una base de datos nacional con el fin de facilitar el intercambio de datos entre las diferentes regiones.

Una de las dudas más comunes es si el DNI animal será físico o digital. Lo que está claro es que deberán registrarse los datos del perro o gato, como el nombre, los antecedentes veterinarios y los datos del dueño, para poder ponerse en contacto con el responsable en el caso de que fuera necesario. Aunque es probable que el formato del DNI sea electrónico y obligatorio para todas las mascotas y que incorpore un código QR para que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado puedan acceder a todo el historial del animal.

El DNI-Animal es una de las medidas estrella del borrador de anteproyecto de la nueva Ley Animal que se presentó el pasado 6 de octubre, sin embargo, existen otras medidas en favor de los derechos de los animales. Entre ellas, destaca la prohibición de la venta de animales para que quienes quieran tener una mascota se acerquen a las perreras y adopten.

Además, el sacrificio solo se ejecutará bajo criterio y control veterinario con el único fin de evitar su sufrimiento. También queda prohibido someterlos a cualquier práctica que les pueda producir sufrimientos, daños físicos o psicológicos u ocasionar su muerte o utilizarlos en espectáculos, de forma ambulante como reclamo o someterlos a trabajos inadecuados o excesivos.

De momento, la tramitación de la norma se ha paralizado, y son muchas las asociaciones en defensa de los animales que reclaman al Gobierno que la ley de protección de derechos de los animales que sea real y efectiva este 2022.

La alianza “Unión por los animales”, que reúne cerca de 200 asociaciones de toda España, ha anunciado que clamará contra el “estancamiento de una ley tan necesaria y demandada”, pero también por el desarrollo de “todas aquellas medidas que mejoren la vida de miles de animales que malviven en España” de manera que ningún animal quede “desprotegido”.