Así es la “vaguada polar” que congela a España: frío extremo en gran parte del país, viento y lluvia

El inicio de 2022 vendrá marcado por un descenso considerable de los termómetros: casi todo el país estará a menos de 10º

La llegada del invierno a finales de diciembre suele marcar el inicio del frío en España. Aunque en muchas zonas del país la bajada de las temperaturas es considerable unas semanas antes, a partir de esa fecha la mayoría del territorio empieza a notar los efectos de esta estación del año.

El final de 2021 fue una excepción con temperaturas anormalmente altas en lugares como Cataluña que vieron como durante el 31 de diciembre y Año Nuevo los termómetros alcanzaban los 30 grados de temperatura. Esto dejará de ocurrir en los próximos días debido a la llegada de una nueva “Vaguada Polar” que amenaza con traer unas temperaturas mínimas muy frías.

En España la diferencia climática entre territorios puede ser muy significativas. Mientras que las zonas de la costa mediterránea cuentan con temperaturas suaves durante todo el invierno mientras que otros lugares del interior de la península pueden hacer que los termómetros registren datos muy bajos.

Nueva “Vaguada Polar”

Este fenómeno meteorológico se da cuando una región de la atmósfera en la cual “la presión es baja con respecto a las regiones próximas en el mismo nivel” según la definicion de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Llegados a este punto, este fenomeno dibuja una especie de V que dirige a las presiones bajas hacia un lugar concreto. Así, la “vaguada polar” se centra en un lugar concreto donde España se verá afectada de nuevo como en el pasado mes de noviembre.

Acompañadas por grandes bandas de nubes, se desplazan de un lugar a otro del planeta y, tras días de grandes precipitaciones el fenomeno meteorológico provoca un descenso muy considerable de las temperaturas. En noviembre la cota de nieve descendió en muchos puntos del país hasta los 900 metros y llegó a suponer temperaturas mínimas hasta 10 grados más bajas de lo habitual.

Como en aquella ocasión, esta nueva “Vaguada polar” volverá a hacer descender el mercurio de gran parte de España. A partir de hoy martes, 4 de enero los termómetros empezaran a registrar una bajada progresiva, especialmente en el este y norte de la península.

Según la web especializada en fenomenos meteorológicos “Meteored” el tiempo en España se encuentra a punto de cambiar de forma radical. Durante la primera parte del mes de enero se espera que una entrada de viento del norte provoque un cambio radical de las temperaturas que puede provocar un ambiente seco y muy frío.

El cambio de masas de aire, además, conllevará un aumento inusual de las precipitaciones en algunos lugares como las Islas Canarias, el Golfo de Valencia y Murcia. El resto del país, en cambio, verá solamente como los mercurios descienden de forma muy notable con un ambiente prácticamente en su totalidad seco.

Así, las temperaturas bajarán algo este martes en la mitad oeste peninsular, pero este miércoles volverán las heladas nocturnas a gran parte de la mitad norte y toda la península estará a menos de 10 grados excepto las zonas litorales, Extremadura y Andalucía occidental.

El jueves se mantendrán las temperaturas diurnas y las heladas de noche aumentarán a toda la península salvo Galicia, los litorales, Extremadura, Andalucía occidental y zonas del Ebro.

De esta manera, España pasará de estar este lunes entre 5 y 10 grados por encima de lo normal a vivir varios días con temperaturas más frescas de lo habitual.

“Volverán las heladas nocturnas a amplias zonas del interior y en las horas centrales del día no pasaremos en general de 15 grados. Además, varios sistemas frontales atravesarán nuestro territorio entre el martes y el miércoles con lluvias, especialmente en el norte. En resumen, en algunas cabalgatas el paraguas podrá ser un buen complemento y Sus Majestades los Reyes Magos tendrán que repartir los regalos bien abrigados”, comentó Rubén del Campo, portavoz de la Aemet.

MARTES

El frente atlántico que este lunes alcanzó Galicia atravesará este martes la península de oeste a este. Tras él llegará una masa de aire polar. “A pesar del nombre no procede de latitudes próximas al polo. En general, reciben ese nombre las masas de aire procedentes simplemente de latitudes superiores a las nuestras”, precisó Del Campo.

La bajada térmica se notará este martes en la mitad occidental de la península, con valores máximos de 10 o 12 grados en León, Madrid o Valladolid. En cambio, las temperaturas subirán en las regiones mediterráneas por la llegada de vientos recalentados tras atravesar toda la península. Así, habrá cerca de 25 grados en zonas próximas a la costa de la Comunidad Valenciana. También seguirá el ambiente cálido en el Cantábrico, con máximas superiores a los 20 grados.

El frente dejará lluvias en Galicia, donde podrían estar acompañadas de tormenta, y en las comunidades cantábricas. El cielo se irá cubriendo a lo largo del día en el resto de la península y las precipitaciones probablemente afecten al resto de la mitad norte, el centro y los sistemas béticos. No es probable que llueva en el sur de la Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía.

Con el descenso térmico, aparecerá la nieve en las montañas. La cota irá bajando a entre 1.000 y 1.400 metros en el norte y el centro, y a unos 1.500 metros en el sur.

Otro fenómeno significativo será el viento, con rachas fuetes o muy fuertes en áreas de montaña, así como en litorales y amplias zonas de la Meseta Norte.

MIÉRCOLES

Este miércoles, día en que se celebrarán cabalgatas de los Reyes Magos, habrá un régimen de vientos del oeste y noroeste en la península y Baleares, los cuales soplarán con intensidad en el área mediterránea y en zonas montañosas de la mitad norte.

La aproximación de un nuevo frente dará lugar a lluvias en el tercio norte peninsular, especialmente en Galicia, el Cantábrico oriental y Pirineos. En Castilla y León y el entorno del Sistema Ibérico y de las montañas del sureste también lloverá, aunque débilmente. Tampoco se puede descartar alguna lluvia débil, ocasional y dispersa en el centro y la Meseta Sur.

La cota de nieve bajará hasta unos 900 metros en los Pirineos y quedará entre 900 y 1.200 metros en el resto de la mitad norte, y por encima de 1.200 metros en la mitad sur.

Las temperaturas se desplomarán en el Cantábrico, el centro, el este de la península y Baleares. La bajada será notable (entre 6 y 9 grados menos que el martes) e incluso extraordinario (al menos 10 grados menos) en zonas del extremo norte y del tercio oriental.

El miércoles amanecerá con heladas en buena parte del interior del norte y el este, y durante el día el ambiente será frío, con temperaturas máximas en torno a 5 a 10 grados en las dos mesetas, de 10 a 15 grados en el Cantábrico, el interior de Andalucía y Extremadura, y de 15 a 18 en las regiones mediterráneas y el litoral andaluz.

JUEVES

Este jueves seguirán bajando las temperaturas nocturnas. Habrá heladas en buena parte del interior peninsular, excepto en el suroeste. En capitales como Teruel o Soria se rondarán los -6ºC, así como entre -3 y -5 en Huesca, Lleida, Pamplona y Vitoria, e incluso podría helar en Bilbao, con -1ºC. Las temperaturas diurnas, en cambio, subirán en el Cantábrico y en la mitad occidental.

Este día habrá precipitaciones ocasionales y dispersas en Galicia, el Cantábrico y Pirineos, sin descartarlas en zonas montañosas del centro y sureste, pero con tendencia a remitir. El resto de la península tendrá cielos poco nubosos.

La cota de nieve descenderá a 700 metros en Pirineos, mientras que en el resto subirá a entre 1.000 y 1.400 metros. Y seguirá soplando el viento intenso en el nordeste peninsular y Baleares, así como en puntos del Cantábrico.

VIERNES A DOMINGO

A partir del viernes, lo más probable es que predomine el tiempo estable y sin lluvias, salvo en el extremo norte peninsular, donde habrá precipitaciones que tampoco se podrán descartar en zonas montañosas del resto de la mitad norte, con cotas de nieve en torno a entre 1.000 y 1.200 metros.

Continuarán las heladas nocturnas, aunque la tendencia general es a que suban las temperaturas, pero con valores también propios para la época del año.

CANARIAS

En cuanto a Canarias, este martes habrá cielos despejados con algo de polvo en suspensión que dará lugar a calima, así como temperaturas algo altas para la época del año.

A partir del miércoles se restablecerá el régimen de alisios, que dejará nubes abundantes y lluvias en el norte de las islas de mayor relieve tanto el miércoles como el jueves, cuando las temperaturas volverán a sus valores normales. Esta situación de vientos alisios probablemente se prolongue hasta el final de la semana.