Preguntas y respuestas sobre flurona, la doble infección por covid y gripe

El primer caso se detectó en Israel, pero Cataluña y Galicia ya han notificado los primeros casos de personas con las dos infecciones

Realización de pruebas PCR en La Coruña
Realización de pruebas PCR en La Coruña FOTO: Cabalar EFE

Durante esta sexta ola de contagios ha surgido un nuevo término en relación con la Covid-19: flurona, una infección simultánea de coronavirus y virus de la gripe. El primer caso se detectó en Israel, pero este lunes Cataluña y Galicia han notificado los primeros casos de flurona.

De momento, la directora del Servicio Catalán de la Salud, Gemma Craywinckel, señaló que esta coinfección no presenta más gravedad en los pacientes y aseguró que se trata de pocos contagios. “Tenemos algún que otro caso, pero sin que represente una diferencia respecto a los otros; son pocos, son anecdóticos y no tienen más relevancia”, explicó en una rueda de prensa.

La microbióloga del Hospital Universitario de La Coruña y portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), María del Mar Tomás, reafirmó que no se trata de una nueva variante del SARS-CoV-2 y tampoco de un virus nuevo y subrayó que, de todos los casos reportados de esta coinfección (los primeros se produjeron en mayo de 2020, según estudios publicados en la revista médica ‘The Lancet’) “no se ha visto un mal pronóstico”.

¿Qué es la flurona? ¿Cuáles son sus síntomas? ¿Es grave la coinfección? El microbiólogo José Antonio López Guerrero, director del departamento de Cultura Científica del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa y director del Grupo de Neurovirología de la Universidad Autónoma de Madrid, da las claves a Efe y explica cómo prevenir esta coinfección.

¿Qué es la flurona?

Es un nombre que se le ha dado a una infección mixta por coronavirus y virus de la gripe detectada en Israel a una mujer embarazada, no vacunada y prácticamente sin sintomatología. Lo han identificado, quizás, porque se ha ido a buscar la presencia de los dos virus en esa persona. La flurona no es una quimera formada por la mezcla genómica de los dos virus, sino una infección simultánea de ambos.

¿La coinfección con dos virus similares es habitual?

Es algo que no tiene por qué ser extraordinario con la variante Ómicron del SARS-CoV-2 tan extendida como está. Sobre todo ahora, en temporada de gripe, la infección mixta es algo que seguramente vamos a ver, pero serán casos poco detectables a no ser que se vaya a la búsqueda específica del genoma del virus de la gripe.

Seguramente se han dado más casos de los que se han detectando, pero no se han buscado. Si a una persona con cierta sintomatología gripal se le hace un test para diagnóstico del coronavirus y da positivo se deja de buscar otros patógenos. Es posible que los casos de infecciones mixtas estén infradiagnosticados.

Aunque llevamos dos años de pandemia, las medidas de protección contra el coronavirus nos han protegido contra otros virus respiratorios; se han detectado muy poquitos casos de gripe, de virus respiratorio sincitial y otros patógenos que se transportan por aire.

¿Una coinfección hace que el resultado sea más grave?

No es algo matemático que dos virus sumen clínicamente. Puede que sea puntualmente más grave, pero no necesariamente; de hecho, la mujer en Israel prácticamente no tenía síntomas.

La sintomatología de una infección mixta varía, dependiendo de la carga viral con que uno se infecte de cada uno de los virus y también de la edad, del estado inmunológico, de otras patologías que se sufran...

También pude influir si ya hemos pasado o no previamente la infección por coronavirus, si estamos vacunados contra uno o los dos virus. Puntualmente pueden ocurrir casos más graves, pero hay mucha casuística en torno a las infecciones.

¿Cuál es la mejor forma para protegerse ante una posible coinfección?

Observar las medidas de protección que ya sabemos para el coronavirus: mascarillas, distanciamiento, higiene, evitar estar en espacios mal ventilados, y, por supuesto, la vacunación, que es ahora prioritaria contra el coronavirus. Además, la vacunación de los grupos de riesgo para gripe también sería una buena medida.

La infección mixta no tiene, en principio, perfil de persona más susceptible, aunque obviamente los vacunados contra coronavirus y gripe, deberían tener una estrecha ventana de positividad para ambos virus y, de sufrirla, deberían ser infecciones prácticamente asintomáticas o silentes.