Un estudio en Israel revela el efecto de la cuarta dosis de la vacuna de Pfizer

La segunda dosis de refuerzo a 154 empleados del hospital Sheba demuestra que el procedimiento funciona, según indicó el primer ministro Naftali Bennett

Vial de la vacuna de Pfizer contra la Covid-19
Vial de la vacuna de Pfizer contra la Covid-19 FOTO: SALVATORE DI NOLFI EFE

Israel, pionero en la aplicación de una cuarta dosis de la vacuna Covid-19, ha anunciado que la aplicación del segundo refuerzo “es segura” y que quintuplica los anticuerpos una semana después de la administración de la inyección. Así lo ha anunciado el primer ministro israelí, Naftali Bennett, citando los resultados preliminares de un estudio realizado en el país. El país está administrado el cuarto pinchazo a mayores de 60 años, personas con inmunodepresión y sanitarios.

“Una semana después de la cuarta dosis sabemos con un grado más alto de certidumbre que es segura”, dijo Bennett, en el Centro Médico Sheb. El hospital está llevando a cabo un estudio en 154 empleados para comprobar la respuesta inmunitaria en vacunados con la cuarta inyección.

“La segunda noticia es que sabemos que una semana después de la administración de la segunda dosis de refuerzo se quintuplica la cantidad de anticuerpos en la persona vacunada”, agregó ante los medios. En ese sentido remarcó que “lo más probable es que esto implique un aumento significativo contra la infección y (…) la hospitalización y los síntomas (graves)”.

“La ola está creciendo y esperamos tener decenas de miles de casos confirmados en los próximos días. La buena noticia es que la vacuna funciona, de modo que todo aquel que vacune y use correctamente la mascarilla, probablemente no enfermará gravemente. Está en nuestras manos”, dijo en declaraciones a la prensa.

Las autoridades de Israel han notificado este miércoles cerca de 12.000 casos de coronavirus durante el último día, una cifra que supone un nuevo máximo desde el inicio de la pandemia y que tiene lugar en medio de un aumento de los contagios achacado principalmente a la variante Ómicron.

El Ministerio de Sanidad israelí ha señalado en su página web que durante las últimas 24 horas se han registrado 11.978 positivos, lo que eleva el total a 1.420.847, con 8.247. fallecidos a causa de la COVID-19. La cifra supera el anterior máximo, que databa de septiembre,

Asimismo, ha indicado que en estos momentos hay 57.858 casos activos, entre ellos 125 pacientes en estado grave, 46 de los cuales se encuentran en estado crítico, entre ellos 15 que están conectados a respiradores a causa de la COVID-19.

Por otra parte, ha apuntado que 6.595.473 personas han recibido al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus, de las que 5.941.477 cuentan ya con la pauta completa y 4.284.424 han recibido una tercera dosis de refuerzo.

Alrededor del 61 por ciento de los 9,4 millones de israelíes cuentan con la pauta completa de vacunación, lo que implica que cerca de un tercio de la población no cuenta con inmunidad ante la pandemia.

El primer ministro de Israel, Naftali Bennett, anunció el domingo la aprobación de la administración de una cuarta dosis de la vacuna a la población mayor de 60 años y al personal sanitario.

Además, afirmó que las personas vacunadas a partir de 5 años que den negativo no tendrán que guardar cuarentena por contacto, mientras que quienes no estén vacunados tendrán que guardar siete días de cuarentena incluso si dan negativo en la prueba.