La cuarta dosis sólo proporciona una “defensa parcial” frente a Ómicron

Datos preliminares de un estudio en Israel muestra que, aunque este pinchazo aumenta los niveles de anticuerpos, no lo hace de un modo suficiente para evitar la infección

Un judio ortodoxo recive su cuarta dosis de la vacuna frente al la covid de Pfizer-BioNTech en Jerusalen (Israel), a 11 de enero de 2022
Un judio ortodoxo recive su cuarta dosis de la vacuna frente al la covid de Pfizer-BioNTech en Jerusalen (Israel), a 11 de enero de 2022 FOTO: DPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

Una cuarta dosis de una vacuna de ARNm contra la covid podría aumentar los anticuerpos y proporcionar más protección contra el virus, pero solo de un modo parcial. Así lo indican los resultados preliminares de un estudio del Centro Médico israelí Sheba, con una dosis de refuerzo tanto de Pfizer como de Moderna, que mejoró o aumentó el número de anticuerpos a niveles más altos que lo que se ha visto después de una tercera dosis.

Sin embargo, la invetigación también indica que este “impulso en la protección” podría no ser suficiente para evitar la infección causada por la nueva variante.

“A pesar del aumento de los niveles de anticuerpos, la cuarta vacuna solo ofrece una defensa parcial contra el virus. Así, las vacunas (Pfizer/Moderna), que eran más eficaces frente a variantes anteriores, ofrecen menos protección frente a Ómicron”, anunció hoy Gili Regev-Yochay, que dirige la investigación.

El ensayo se realizó entre 154 miembros del personal médico de Sheba que recibieron una dosis Pfizer y otros 120 que fueron inoculados con la dosis de Moderna. Todos los voluntarios estaban previamente vacunados con las tres dosis de Pfizer.

“Los ensayos mostraron que una semana después de que las personas recibieron la vacuna Moderna, el aumento en los niveles de anticuerpos fue similar al de quienes recibieron la cuarta vacuna de Pfizer”, concluye este primer ensayo. Además, la investigación mostró que, dos semanas después de recibir la cuarta vacuna de Pfizer, “los niveles de anticuerpos continuaron aumentando ligeramente después de la primera semana”.

“El aumento en los niveles de anticuerpos que vimos tanto con Moderna como con Pfizer es ligeramente superior al que vimos después de la tercera vacuna de refuerzo”, asegura Regev-Yochay, directora de la Unidad de Enfermedades Infecciosas, que sin embargo detecta una menor efectividad con actual variante dominante.

En diciembre, Israel comenzó los ensayos para medir la efectividad de una cuarta dosis de vacunas de ARNm con voluntarios sanos, y estos son los primeros resultados obtenidos.