¿Será necesaria una cuarta dosis de la vacuna covid para toda la población?

Bonaventura Clotet, jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Trias i Pujol de Badalona, estima que sólo la necesitarán las personas con mayor riesgo de infección grave

Una enfermera prepara una dosis de la vacuna Pfizer contra la COVID-19
Una enfermera prepara una dosis de la vacuna Pfizer contra la COVID-19 FOTO: Sebastiao Moreira EFE

En medio de la explosión de contagios de Covid-19 a causa de la presencia de la variante Ómicron, la Comisión de Salud Pública aprobó el pasado jueves, 13 de enero, que las personas inmunodeprimidas reciban la cuarta dosis de la vacuna contra el coronavirus cinco meses después de haber sido inoculados con la tercera.

También se pondrá el cuarto pinchazo a las personas que pertenecen al grupo 7 del protocolo de vacunación. Entre otros, personas de muy alto riesgo, como aquellas con fibrosis quística, trasplante de progenitores hematopoyéticos, trasplante de órgano sólido y en lista de espera para trasplante de órgano sólido, trasplante pulmonar, renal, pancreático, cardíaco, hepático o intestinal. También enfermos de diálisis de diversos grados, enfermedades oncohematológicas y diversos tipos de enfermos de cáncer con o sin quimioterapia, así como diversos casos de VIH, inmunodeficiencias o síndromes de Down mayores de 40 años.

España no es el primer país que ha anunciado una cuarta dosis de la vacuna contra la pandemia. Otros países, como Israel, Reino Unido o Chile ya han comenzado a inocular a sus ciudadanos la cuarta vacuna, pero todavía hay dudas sobre la conveniencia y sobre si ocurrirá lo mismo que con la tercera dosis y se administrará a más grupos de población.

A ese respecto, Bonaventura Clotet, jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona, considera que no será “necesario” administrar la cuarta inyección contra la Covid-19 para toda la población, aunque estima que las personas de edad avanzada necesitarán vacunarse nuevamente por el envejecimiento de su sistema inmunitario.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Clotet explica que la cuarta dosis será “necesaria” para la población de más de 65 años: “puede ser que estas personas no tengan un sistema inmunitario potente y sea necesario inmunizarlo y recordarle que necesita fabricar defensas contra el virus”, ya que tiene una respuesta de muy corta duración respecto a los anticuerpos neutralizantes de las vacunas”.

Asimismo, reitera la importancia de mantener una serie de precauciones, como el uso de la mascarilla, y la vacunación para evitar de “forma significativa” las infecciones graves y, así, acercarse a la “gripalización” de la Covid. El jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Germans Trias i Pujol, que no ve tan lejos el paso para que la Covid-19 se convierta en una enfermedad endémica, descarta que se produzca una ola como la sexta.

“El gran porcentaje de vacunación nos permite esperar a que cuando acabe esta ola, no tengamos otra y podamos estar ante una situación de enfermedad endémica”, afirma. No obstante, Clotet puntualiza que la clave es si la vacunación se adaptará a las nuevas variantes. “Puede aparecer una nueva variante que nos haga perder la eficacia de las vacunas”, afirma.

Por otro lado, el director del IrsiCaixa celebra la futura entrada en escena de nuevas pastillas antivirales y otros fármacos que utilizan anticuerpos monoclonales para hacer frente a la pandemia, lo que sostiene que supondrá una “nueva fase” de la lucha contra la Covid-19.

“Disponer de fármacos que bloqueen el virus, si se administran durante los primeros días, nos asegurará tener una herramienta adicional para tratar a aquellas personas con riesgo, como las personas con más de 65 años o con patologías de base que no hayan respondido bien a la vacuna”, destaca Clotet.