La UE acuerda viajes sin restricciones para los vacunados

Los test de antígenos sólo serán válidos 24 horas antes

Tras la explosión de contagios por la variante Ómicron, varios países europeos decidieron reintroducir de manera unilateral restricciones a los desplazamientos dentro de los Veintisiete incluso para los viajeros vacunados y con pasaporte covid. Por ejemplo, a mediados de diciembre, Italia decidió exigir una prueba PCR a los ciudadanos europeos, aunque estuvieran inmunizados con uno de los sueros avalados en la UE. Este ejemplo fue después seguido por un decenas de países europeos, a pesar de que supone poner en entredicho la principal herramienta europea para facilitar la movilidad.

Cuando todo indica que la ola de contagios está remitiendo, los países europeos han llegado hoy a un acuerdo para permitir los desplazamientos dentro del club comunitario sin restricciones como cuarentenas y test para aquellos viajeros de los Veintisiete que presenten este documento. Aunque se trata de una mera recomendación y cada país sigue teniendo potestad en este terreno, el Ejecutivo comunitario espera el levantamiento de restricciones tras este acuerdo que ha sido validado hoy por los ministros de Asuntos Generales de los Veintisiete.

El nuevo enfoque pretende valorar más la situación personal del viajero que el número de contagios del lugar del club comunitario del que se desplace, aunque esto no significa que algunos países no puedan seguir obligando a rellenar documentos adicionales con detalles sobre el viaje y localización en el país de llegada.

Según esta nueva recomendación que entrará en vigor el próximo 1 de febrero, podrán viajar sin limitaciones todos los viajeros que hayan sido inmunizados 14 días después de haber recibido el segundo pinchazo de la primera fase de vacunación. Para incentivar las dosis de refuerzo, teniendo en cuenta que los antídotos pierden progresivamente efectividad en la protección, la validez del pasaporte covid llegará a su fin si han transcurrido 270 días de este segundo pinchazo. Esto significa que las personas que rehúsen una tercera dosis deberán someterse a restricciones si quieren moverse sin cortapisas por el club comunitario. Además, también podrán beneficiarse de los desplazamientos sin restricciones los que presenten una PCR 72 horas antes del viaje o un test de antígenos sólo 24 horas antes (antes eran 48). Además, la validez del certificado de recuperación será de 180 días.

Aquellas personas que no dispongan de pasaporte covid pueden necesitar un test anterior o posterior a la llegada. Tan sólo quedarán exentos de estas normas los viajeros que desempeñan funciones esenciales, los trabajadores transfronterizos o lo menores de 12 años.

Aunque Israel ha comenzado a vacunar a los mayores de 60 años con una cuarta dosis, las autoridades sanitarias europeas tan sólo han abierto esta posibilidad para las personas inmunodeprimidas con sistemas inmunológicos débiles. Por eso, de momento no se baraja que el pasaporte covid caduque tras el tercer pinchazo de refuerzo.

El secretario de Estado para la UE español, Pascual Ignacio Navarro Ríos, ha considerado un “gran avance” que el club comunitario revise las recomendaciones de viaje para adaptarlas a la situación médica del viajero y no al lugar desde el que se desplaza y ha asegurado que ésta es la postura defendida por España.