Sanidad

Los recortes en Muface empiezan a afectar también a los funcionarios con cáncer

CSIF denuncia que algunos ya no pueden ir a sus revisiones médicas en los centros habituales

Fachada de una oficina de Muface
Fachada de una oficina de Mufacelarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1ca0c1f9

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) se ha reunido con la directora general de Muface, Myriam Pallarés, para abordar los recortes detectados en los cuadros médicos y centros asistenciales. En concreto, la organización que preside Miguel Borra denuncia que que en diferentes provincias “se ha producido una perdida de especialidades, reducción de médicos y especialistas, retirada de centros hospitalarios, problemas para la autorización de intervenciones o sellado de recetas y reducción definitiva de la cartera asistencial”.

En un comunicado, CSIF señala “por su especial relevancia, las quejas recibidas por parte de pacientes oncológicos en Hospitales Madrid que, a partir de ahora, y sin previo aviso, no podrán ir a sus revisiones médicas en sus centros habituales. En muchos casos, después de años siendo tratados por el mismo equipo médico, tienen que buscarse otras alternativas, con las incertidumbres que generan este tipo de cambios en el seguimiento de su enfermedad”.

Según la central, tras sus exigencias Muface estudiará ampliar el periodo para que los mutualistas puedan elegir el cambio de compañía. “Además, la directora general ha solicitado la colaboración de CSIF para recabar casos de afectados”. CSIF ha exigido a Muface que “asuma su responsabilidad” e informe con transparencia sobre las personas afectadas, como establece el concierto, y que, por tanto, se solicite a las entidades que identifiquen los centros y que aporten la relación de pacientes que se están viendo perjudicados por estos cambios. La central insiste en que a la vista de las limitaciones presupuestarias, Muface valore la posibilidad de modificar el concierto para que los mutualistas reciban una prestación asistencial adecuada.

“En el caso concreto de los pacientes oncológicos, queremos que se concreten los siguientes datos: el número de personas atendidas en 2021, de estas cuántas siguen en tratamiento y que concrete cómo se realizará un seguimiento efectivo de las personas que, a día de hoy, no están en tratamiento, pero requieren de revisiones”. Según CSIF, Muface debe garantizar la continuidad asistencial de los mutualistas o beneficiarios afectados. Estos recortes se producen después de la firma del concierto sanitario 2022-2024 en diciembre entre Muface y las aseguradoras sanitarias. CSIF ya advirtió entonces que estaría vigilante ante posibles reducciones en los cuadros médicos y en la calidad en la asistencia, “dado que el Gobierno no ha revertido en el concierto los gastos extra afrontados durante la pandemia, como sí ha hecho en el caso de las comunidades autónomas”.