Más muertes ya que en la cuarta y quinta ola

España contabiliza 9.078 decesos por covid-19 desde octubre, frente a los 8.228 y a los 6.180 que registró Sanidad en las dos embestidas anteriores del virus

La mortalidad de la covid en cada una de las seis olas que ha vivido España desde el inicio de la crisis sanitaria
La mortalidad de la covid en cada una de las seis olas que ha vivido España desde el inicio de la crisis sanitaria FOTO: Teresa Gallardo

La sexta ola de la pandemia de Covid-19- esa misma que el portavoz científico del Gobierno en esta crisis de salud pública, Fernando Simón, creía “realmente complicado” que llegara porque esperaba como mucho que hubiera “algunos brotes”- ya ha provocado 9.078 muertes en España. La cifra se alcanzó este pasado viernes después de una semana negra, otra más, producto directo del pico máximo de contagios, hospitalizaciones e ingresos en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de todo el país al que se llegó el 24 de enero, según los datos del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias (CCAES) que dirige Simón.

Aunque el número de fallecimientos tardará unos días –previsiblemente a finales de esta semana o principios de la que viene– en llegar a su punto álgido, la sexta ola no será la peor de todas en este apartado. Sobre todo, teniendo en cuenta que sí lo ha sido en lo que a contagios se refiere.

Hasta el momento, las autoridades sanitarias han contabilizado 5,6 millones de infecciones desde que arrancara a mediados del pasado mes de octubre. Son 22,8 veces más contagios que los registrados en la primera ola (246.272); 3,8 veces más que los diagnosticados en la segunda (1,45 millones); 3,7 veces más que los de la tercera (1,49 millones); casi 10 veces más que los registrados en la cuarta (562.380) y 4,6 veces más que los de la quinta. Si se hubiera seguido la misma proporción entre infecciones, ingresos hospitalarios y muertes de las olas anteriores, como apuntan los expertos, los hospitales habrían colapsado totalmente y la cifra de decesos habría batido todos los récords, lo que no ha ocurrido por el impacto de la vacunación y la menor peligrosidad de la variante Ómicron con respecto a otras antecesoras, como Delta.

Con todo, 9.078 muertes es una cifra muy elevada. Una revisión de las estadísticas de estos dos últimos años recopiladas por el CCAES, del Ministerio de Sanidad, revela que la sexta ola ya ha batido en número de muertos a la quinta ola y también a la cuarta. La primera transcurrió entre el 20 de junio y el 13 de octubre del año pasado, según los periodos oficiales marcados por el Instituto de Salud Carlos III, y en ella se contabilizaron 6.180 decesos por Covid-19. Por su parte, la cuarta ola se desarrolló entre el 15 de marzo y el 19 de junio de 2021, y a lo largo de la misma se contabilizaron 8.228 defunciones, un número que se acaba de batir ahora.

En lo que va de pandemia, la peor ola en cuanto a fallecimientos fue la primera, marcada por la irrupción sorpresiva del virus y la falta de materiales de protección tanto para sanitarios como para la población general, y en ella las estadísticas oficiales contabilizaron un total de 28.323, pese al duro confinamiento al que fueron sometidos los ciudadanos en el primer estado de alarma. El impacto en la segunda fue algo menor, y en ella se registraron 18.322 muertes, mientras que la tercera ola fue también especialmente trágica. Se desarrolló entre el 7 de diciembre de 2020 y el 14 de marzo de 2021, y en ella murieron por covid 25.778 personas.

Según el contador en tiempo real de datos sobre la pandemia Worldometers, España figura actualmente como el décimo país de todo el planeta con un mayor número de contagios, al sumar más de 10,6 millones desde el estallido, en marzo de 2020, aunque hay que tener en cuenta que dichas estadísticas no incluyen los producidos a lo largo del fin de semana, por el apagón informativo del Ministerio de Sanidad, que sólo los ofrece en los días laborables, lo que no ocurre en casi ningún país de Europa.

Los datos revelan en cualquier caso que todos los estados que registran más casos que España tienen mucha mayor población que el nuestro. En cuanto al número total de fallecidos, Worldometers sitúa a España en el puesto 18, muy cerca de sobrepasar a Suráfrica, que figura en el puesto 17. A la cabeza en contagios y fallecimientos se sitúa Estados Unidos, muy malparada en esta pandemia. En lo que se refiere al número de muertos en proporción a la población, medido en decesos por cada millón de habitantes, España aparece en el puesto 38.

Por delante figuran en este apartado estados mucho más pequeños que el nuestro y con menor número de habitantes, en los que el virus causante de la pandemia ha impactado de lleno, como San Marino, Georgia, Túnez, Surinám, Paraguay o Bélgica.