La fruta que acelera la cicatrización de heridas: llagas, úlceras y quemaduras

Un estudio de la Universidad de Maine demuestra que un extracto fenólico de arándanos silvestres mejora la vascularización y la migración celular

FOTO: Alix Minde ©GTRESONLINE

Un compuesto que se encuentra en los arándanos silvestres puede acelerar el proceso de cicatrización de heridas, según un nuevo estudio que será presentado esta semana en la reunión anual de la Sociedad Americana de Fisiología (APS) en el marco de Biología Experimental 2022.

El equipo de expertos, dirigido por la Dra. Dorothy Klimis-Zacas de la Universidad de Maine (Estados Unidos), sugiere que un gel a base de extracto fenólico de esta fruta podría favorecer los mecanismos de cicatrización de llagas, úlceras y quemaduras.

Cada año, en Estados Unidos, se gastan más de 50.000 millones de dólares en el cuidado de heridas, recuerdan los autores Las heridas crónicas, como las llagas asociadas con la diabetes, se desarrollan a menudo entre personas de avanzada edad. Estas heridas se clasifican como “no curativas” debido a un desarrollo reducido de los vasos sanguíneos ricos en nutrientes, lo que se conoce como vascularización, que suele acompañar a estas afecciones.

En un estudio anterior, que se centró en las células del cordón umbilical humano, los científicos descubrieron que un extracto fenólico de arándanos silvestres mejoraba la vascularización y la migración celular, pasos fundamentales en el proceso de curación.

Para la nueva investigación, los científicos examinaron los efectos del extracto fenólico en estas heridas. Los fenoles son compuestos que se encuentran de forma natural en algunos alimentos que actúan como antioxidantes y pueden prevenir e incluso revertir algunos tipos de daño celular.

Los expertos trataron a un grupo de ratones con un gel tópico que contenía un extracto fenólico de arándanos silvestres. Estos ratones se compararon con animales que recibieron con un gel base sin extracto fenólico y con un grupo control al que no fue administrado ningún tratamiento.

El experimento reveló que los tratados con el gel exhibieron una mejor migración de las células endoteliales al lugar de la herida, así como un aumento del 12 por ciento en el cierre de la misma.

”Los arándanos silvestres tienen el potencial de mejorar la migración celular, la formación de nuevos vasos sanguíneos (angiogénesis) y la vascularización y de acelerar el cierre de la herida. Esto es especialmente importante en condiciones que requieren un mejor cierre de la lesión en pacientes con heridas crónicas, como las heridas diabéticas, las quemaduras y las úlceras por presión”, subraya Tolu Esther Adekeye, primera autora del estudio.