Deportes

¿Es compatible la cerveza con el deporte?

Algunas estrategias argumentan que la bebida puede ser positiva para la recuperación muscular

¿La cerveza hidrata?
¿La cerveza hidrata?

Beber cerveza se encuentra muy presente en la sociedad española y mundial. La popularidad de este brebaje ha conllevado que muchos sean los que una vez cumplida la mayoría de edad decidan empezar a tomar algún trago de la bebida hasta el punto, incluso, de convertirse en la estrella de todos los encuentros sociales.

Tomar una caña o ir a hacer unas cervezas se ha convertido así en toda una forma de entender las relaciones sociales con esta popular bebida que cuenta con millones de adeptos. En los últimos años, además, el mercado ha crecido exponencialmente hasta el punto de atraer a aquellos usuarios más reacios con propuestas únicas e innovadoras que consiguen hacer caer en la tentación.

Los expertos señalan que la toma de alcohol repercute negativamente en nuestro organismo aunque aceptan una toma moderada debido a su presencia en la sociedad. Aun así, muchos todavía son reacios a incluir este tipo de bebidas en las dietas debido a su toxicidad relacionada directamente con la salud del cuerpo humano.

Aunque existan estas recomendaciones la sociedad sigue tomando alcohol y especialmente cerveza. Incluso, aquellos que realizan deporte en ocasiones celebran con una cerveza fría un logro bajo el mito de que esta es un recuperador excelente, algo en lo que la ciencia tiene dudas.

Entrando en este campo el deporte también ha crecido en los últimos años de forma exponencial. Muchos son los que han decidido a aventurarse a practicar algún tipo de actividad física de forma ocasional que ha acabado convirtiéndose en todo un estilo de vida que cada vez cuenta con más adeptos.

Por este motivo, a continuación repasamos si la cerveza es compatible con la practica de actividad física gracias a la explicación del doctor y divulgador científico Antelm Pujol. Este médico utiliza las redes sociales para llegar a un mayor número de personas entre los que se encuentran muchos usuarios deportivos que buscan aprender acerca de actividades comunes como beber cerveza.

Para Pujol existen múltiples mitos acerca de que la cerveza es un excelente recuperador en algunos deportes como los de resistencia, algo que destaca que no existe evidencia científica. El doctor, además, expone que ninguna dosis de alcohol es recomendable aunque reconoce que su consumo moderado y de forma ocasional puede tener un impacto negativo “mínimo” en el deporte.

Así las cosas, gracias a distintos estudios ofrecidos por Pujol se destaca que “incluso cuando de administran los nutrientes necesarios para la recuperación, la ingesta de alcohol disminuye la síntesis proteica”. Esto se encontró en sujetos que tomaban dosis elevadas de alcohol tras el deporte aunque 24 gramos de esta sustancia analizada en otro estudio demostró que se “disminuye de forma sistemática la quema de grasa aumentando la formación de grasa hepática”.

Por otro lado, el doctor también expone que la cerveza si podría hidratar según otros estudios realizados. Algunos han demostrado que aquellas con menos de un 4% de alcohol pueden estar asociadas a la hidratación aunque dependerá de la cantidad de comida y de agua que tomemos tras la practica deportiva.

Llegados a este punto cabe destacar que la ciencia todavía no ha podido sacar unas conclusiones certeras. Aun así, parece que el alcohol aunque sea mínimo puede tener un impacto negativo pero no tan considerable en cuanto a recuperación muscular tras el deporte.