Polémica con un “vagón de fumadores” para una despedida de soltera

La ONG “Nofumadores” exige a Renfe explicaciones por no actuar ni llamar a la Policía

Imagen de archivo de Renfe
Imagen de archivo de Renfe FOTO: José Manuel Vidal EFE

La ONG “Nofumadores” exige a Renfe responsabilidad por haber permitido fumar en el tren a mujeres que celebraban una despedida de soltera “descontrolada”, mientras el personal de la compañía ferroviaria “permanecía escondido en la cabina sin actuar y sin llamar a la policía”.

“Fue una fiesta de cigarros con la aquiescencia de Renfe”, ha explicado este domingo en un comunicado la presidenta de la ONG, Raquel Fernández Megina, según recoge Efe.

“Sin mascarillas y fumando un cigarrillo detrás de otro, un grupo de mujeres celebraron una despedida de soltera, ataviadas con pantalón negro y faja roja, cubatas, jaleo y, sobre todo, tabaco, ante la súbita desaparición del personal de Renfe”, añade en el comunicado.

Este incidente ocurrió el pasado viernes en el vagón 4 del Intercity Torre del Oro, tren 00697, que cubre el trayecto Barcelona-Cádiz.

Una fiesta sin mascarillas y con cigarros

“En cuatro horas no se pasaron ni a pedir los billetes”, dice Fernández Megina, quien advierte de que “los guardias de seguridad, revisores e interventor del tren, permitieron una fiesta sin mascarillas y con cigarrillos mientras todos los demás pasajeros del tren sufrían el humo del tabaco”.

Fernández Megina critica a Renfe por “permitir fumar en los transportes públicos y por la extrema negligencia de sus empleados, quienes se inhibieron de forma vergonzosa cuando tenían que haber llamado a la policía, denunciado y haber echado del tren a las infractoras”.

Durante el trayecto, Javier Doncel, pasajero que viajaba en ese vagón 4, preso de una ataque de ansiedad, se puso en contacto con la oenegé “pidiendo ayuda lo que tuvo que soportar durante el trayecto Alcázar de San Juan-Córdoba”, explica Nofumadores en el comunicado.

Poco antes de que Javier Doncel, finalmente, bajara del tren en Córdoba, apareció un revisor que, simplemente, “le espetó que si no estaba conforme pidiera en la estación una hoja de reclamaciones”, señala la ONG en la nota.

“Renfe debió inmediatamente expulsar a las infractoras del tren y ponerlas a disposición de la Policía Nacional”, añade Fernández Megina, quien recuerda a Renfe que los pasajeros tienen todo el derecho a desplazarse de una manera cómoda y segura “que incluya, además del derecho a no inhalar aerosoles ajenos”. La agencia Efe, tras ponerse en contacto en dos ocasiones con Renfe, no ha recibido respuesta alguna.