Bruselas lanza un rastreador para detectar productos peligrosos en internet

Vehículos, juguetes y aparatos y equipos electrónicos encabezaron en 2021 las alertas de los países participantes en el sistema de intercambio de información “Safety Gate” (Puerta de Seguridad)

El comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, en la rueda de prensa del informe anual del sistema "Safety Gate" sobre productos peligrosos para los consumidores europeos, hoy en Bruselas
El comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, en la rueda de prensa del informe anual del sistema "Safety Gate" sobre productos peligrosos para los consumidores europeos, hoy en Bruselas FOTO: OLIVIER HOSLET EFE

La Comisión Europea ha lanzado hoy una nueva herramienta de vigilancia electrónica denominada “rastreador web” para ayudar a las autoridades nacionales a detectar productos peligrosos no alimentarios que hayan sido informados por el sistema de alerta rápida de la Unión Europea, conocido como “Safety Gate” (Puerta de Seguridad).

La nueva herramienta ha sido anunciada por el comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, en una rueda de prensa en la que se ha presentado el informe de la Puerta de Seguridad de 2021, en el que los vehículos, los juguetes y los aparatos y equipos eléctricos encabezaron la lista de 2.142 alertas que se intercambiaron los países participantes en este sistema.

“Es muy importante que la Puerta de Seguridad se adapte al nuevo entorno de consumo. De esta manera, podemos garantizar que pueda seguir siendo una herramienta eficaz para el mercado único, protegiendo a los consumidores en todas las circunstancias”, destacó Reynders, quien se mostró “orgulloso de la actualización y el refuerzo continuos del sistema” en defensa de los consumidores.

La nueva herramienta apoyará a las autoridades nacionales en la detección de ofertas en línea de productos peligrosos señalados en la Red de Seguridad, explicó la Comisión en un comunicado. El “rastreador web” identificará y enumerará automáticamente cualquiera de estas ofertas peligrosas, lo que permitirá a las autoridades competentes localizar al proveedor y ordenar la retirada de las mismas.

En 2021, las autoridades de los países participantes de la Red de Seguridad intercambiaron 2.142 alertas a través del sistema y, por primera vez, el mayor número de alertas se notificó en la categoría “vehículos de motor”, seguida de “juguetes” y “aparatos y equipos eléctricos”.

En lo que respecta a los vehículos de motor, las medidas adoptadas se referían principalmente a retiros del mercado tras la detección de problemas técnicos, mientras que en el caso de los juguetes se centraban en la presencia de productos químicos peligrosos, así como pilas de botón.

Además, los problemas más comunes informados para aparatos y equipos eléctricos estaban relacionados con la exposición de partes activas y problemas de sobrecalentamiento.

A medida que continúa la pandemia, las acciones de vigilancia incluyeron también una variedad de productos relacionados con el Covid-19, en su mayoría relacionadas con equipos de protección y con mascarillas.

Los cinco riesgos más comunes informados fueron lesiones personales, productos químicos, incendios, asfixia y descargas eléctricas.

En total, 4.965 avisos de seguimiento circularon en el sistema de Red de Seguridad, lo que demuestra que los Estados miembros (los 27 países de la UE, además de Islandia, Liechtenstein y Noruega) supervisan de cerca las alertas y, a menudo, realizan un seguimiento con medidas adicionales tomadas en sus propios países, según la Comisión.