Motor

Cuidado con el deterioro de este componente del coche... podría ocasionar una multa de 6.000 euros

Con el tiempo, es posible que este elemento sufra algunos daños y que haya que cambiarlo. La sanción por no hacerlo no es despreciable

Controles de la Policía durante el estado de alarma en Madrid, en la incorporación de la Calle Joaquin Costa con la M-30 | Fuente: Jesús G.Feria
Controles de la Policía durante el estado de alarma en Madrid, en la incorporación de la Calle Joaquin Costa con la M-30 | Fuente: Jesús G.Feria FOTO: Jesus G. Feria La Razon

La gran mayoría de los vehículos del parque móvil de nuestro país utiliza la “matrícula ordinaria”; que es una placa que se compone por cuatro dígitos, tres letras consonantes (menos la Ñ y Q) y una banda azul en el lateral izquierdo que referencia a su pertenencia a la Unión Europea. Con el tiempo, es posible que este elemento identificador sufra algunos daños y que haya que cambiarlo... o bien porque no se visualice correctamente algún número o alguna letra, o bien porque la franja con la bandera europea esté desapareciendo. Y es algo a lo que tenemos que estar muy atentos, porque una matrícula ilegible podría conllevar una sanción bastante grande.

Diseño de la matrícula ordinaria
Diseño de la matrícula ordinaria FOTO: La Razón (Custom Credit)

Matrícula en mal estado

En el artículo 10 de la Ley de Tráfico se detalla claramente: “El conductor debe verificar que las placas de matrícula del vehículo no presentan obstáculos que impidan o dificulten su lectura e identificación. Además de no superar la ITV, una matrícula ilegible también puede causarnos problemas bastante más graves. Porque la legislación vigente contempla la aplicación de una multa de hasta 200 euros (reducida a 100€ con pronto pago) en el caso de que un agente de tráfico encuentre alguno de los siguientes desperfectos en la matrícula:

  • La matrícula no está colocada en la posición correcta
  • Los dígitos están parcial o totalmente borrados, lo que impide su correcta identificación
  • La placa tiene algún elemento decorativo, como una pegatina, que impide leer alguno de los números o de las letras
  • La placa está en mal estado, parcialmente doblada o rota
  • La bombilla que ilumina la matrícula para su correcta legibilidad está apagada, o su potencia no es suficiente para identificar correctamente el vehículo.
Controles de la Policia en los accesos de la ciudad para controlar las matriculas e impedir la entrada
Controles de la Policia en los accesos de la ciudad para controlar las matriculas e impedir la entrada

Como puedes ver, estos deterioros son tremendamente comunes y a cualquier conductor pueden pasárseles por alto. Por eso, es importante que estemos atentos al problema y que nos gastemos los 20 o 30 euros que puede costarnos renovar la placa. Pero ojo, aunque parezca mentira, una multa de 200 euros no es lo peor que nos puede llegar a suceder por culpa de nuestra matrícula.

Manipulación de la matrícula

Hay otro tipo de multa mucho mayor que la que se impone por llevar la placa en mal estado: si se demuestra que el conductor ha tenido la intención de manipular la lectura de algún elemento identificador, mediante la colocación de algún tipo de elemento agregado, como cinta de embalaje para impedir su lectura, o piezas o aerosoles reflectantes; la sanción podría elevarse hasta los 6.000 euros y conllevar la retirada de seis puntos del carnet de conducir. Y es que, todos estos elementos pueden hacer que los radares de velocidad y otros mecanismos de control de la seguridad vial, sean incapaces de leer correctamente la matrícula.