Bill Gates advierte: “Puede que no hayamos visto lo peor de la Covid-19″

El fundador de Microsoft cree que hay riesgo de una nueva variante “más transmisiva y letal”

Bill Gates
Bill Gates FOTO: POOL REUTERS

El fundador de Microsoft, Bill Gates, ha advertido en declaraciones al Financial Times, que la pesadilla mundial del coronavirus puede no haber acabado. El multimillonario, una de las voces de más relevancia durante la pandemia, cree que la Covid-19 aún puede tener un gran impacto.

De ese modo, apunta a que existe un riesgo “muy superior al cinco por ciento” de que el mundo aún no haya visto lo peor de la pandemia. “Todavía corremos el riesgo de que se genere una variante que sería aún más transmisible e incluso más letal”, dijo el magnate de la tecnología al diario económico.

Aún así, Gates, que publica su nuevo libro Cómo prevenir la próxima pandemia este martes, aclaró que no quería sonar demasiado pesimista en sus predicciones, y pidió mantener la cautela, al mismo tiempo que hizo hincapié en la necesidad de apostar por unas vacunas contra el SARS-CoV-2 más duraderas.

El empresario reclamó a los gobiernos que inviertan más dinero en la formación de epidemiólogos, para que puedan predecir con mayor rapidez las posibles amenazas sanitarias, y pidió una mayor inversión en informática que mejore la coordinación entre países.

No es la primera vez que el multimillonario hace una predicción de este tipo. En diciembre de 2021, advirtió a sus millones de seguidores en Twitter que se prepararan para la peor parte de la Covid, habiendo advertido previamente en 2015 que el mundo no estaba preparado para la próxima pandemia.

La nueva advertencia de Gates se produce después de que Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud, advirtiera esta semana de que “no es momento de bajar la guardia frente al virus”, y de que la disminución en las pruebas y la vigilancia de Covid en muchos países, obliga a la OMS a volar “a ciegas” frente a los nuevos patrones en la evolución de la enfermedad.

Aunque los contagios en el mundo siguen una tendencia a la baja, con 15.000 nuevos casos reportados la última semana, Tedros advirtió de que de esta reducción puede deberse al menor número de test que realizan los gobiernos. “A medida que muchos países reducen las pruebas, la OMS recibe cada vez menos información sobre la transmisión y la secuenciación. Esto nos hace cada vez más ciegos a los patrones de transmisión y evolución. Pero este virus no desaparecerá solo porque los países dejen de buscarlo. Sigue propagándose, sigue cambiando y sigue matando”, alertó.

Al hilo, aseguró que “la amenaza de una nueva y peligrosa variante sigue siendo muy real”. “Aunque las muertes están disminuyendo, todavía no entendemos las consecuencias a largo plazo de la infección en los que sobreviven. Cuando se trata de un virus mortal, la ignorancia no es una bendición. La OMS sigue pidiendo a todos los países que mantengan la vigilancia”, remachó.

En el mismo sentido, el CEO de FIND, Bill Rodríguez, recordó que en algunos puntos del mundo la situación de la Covid-19 sigue siendo preocupante. “En los últimos cuatro meses, las ciudades del este de Asia han entrado en confinamiento, las tasas de vacunación se han estancado y las tasas de pruebas se han desplomado entre un 70 y un 80 por ciento en todo el mundo. Tenemos una capacidad sin precedentes para saber lo que está ocurriendo y, sin embargo, hoy, debido a que las pruebas han sido la primera víctima de una decisión global de bajar la guardia, nos estamos quedando ciegos ante lo que está ocurriendo con este virus”, denunció.