Hacienda bloquea el IVA reducido a la higiene femenina

Montero sí confirma el acuerdo del Gobierno para la baja por dolor menstrual incapacitante y para un permiso preparto desde la semana 39

La negociación de la ley del aborto que aprobará mañana el Consejo de Ministros ha puesto de manifiesto una vez más las discrepancias existentes en el seno de Gobierno de coalición. Los diferentes criterios entre los socialistas y Podemos han provocado que uno de los puntos más destacados de la norma, el IVA superreducido en los productos de higiene íntima femenina, no vaya a estar incluido finalmente en el texto.

Como ya estipuló en su momento el acuerdo de coalición que firmaron el PSOE y la formación morada, el compromiso era fijar en el 4% el IVA de compresas, tampones y copas menstruales (ahora es del 10%), algo que no se ha podido materializar finalmente debido a la oposición de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. «El Ministerio de Hacienda no ha querido que vaya en esta ley, pero lo volveremos a negociar en los Presupuestos Generales del Estado», aseguró la ministra de Igualdad, Irene Montero, en una entrevista a la cadena SER, quien estimó además que este medida costaría unos 30 millones de euros.

Según explicaron fuentes de Hacienda, el rechazo vendría provocado porque nuestro país es uno de los de la Unión Europea que menos IVA recauda, debido a la aplicación de tipos reducidos y exenciones, por lo que el departamento considera que cualquier medida en este terreno debe analizarse con detalle, fijando su impacto presupuestario.

Donde sí ha habido acuerdo entre los socios de Gobierno es en que las jóvenes de 16 y 17 años puedan abortar sin permiso paterno. El texto contempla también un permiso preparto desde la semana 39 del embarazo, que el departamento de Irene Montero quería que diera comienzo en la semana 36, aunque la ministra ha reconocido el esfuerzo en este sentido que ha realizado el ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá.

Y confirmada está también la baja por dolor menstrual incapacitante, que se habilitará a través de una incapacidad temporal especial, no requerirá un periodo mínimo de cotización, será asumida por el Estado desde el primer día y «no tendrá límite de días», declaró Montero.

Algunos sectores han criticado esta medida porque consideran que «estigmatiza» a las mujeres, ante lo que la ministra Montero ha respondido que «lo que es estigmatizante» es que las mujeres vivan su salud menstrual «desde la soledad, sin poder hablar de ello».

La nueva ley del aborto elimina asimismo los tres días de reflexión que se exigen en este momento a las mujeres para la interrupción del embarazo, la tutela para las mujeres con discapacidad, y se obliga a reforzar el sistema público para ofrecer este servicio en los centros públicos (de los 88.269 abortos que se registraron en el año 2020 el 84,5% se realizaron en centros privados). De esta forma se garantizará que las mujeres puedan abortar en el centro público más cercano a su domicilio, destacó Montero.

De una manera similar a lo que se ha hecho con la eutanasia, la norma regula la objeción de conciencia de los médicos, circunstancia que será compatible con que todos los hospitales públicos cuenten con profesionales sanitarios que puedan practicarlos a través de método quirúrgico o farmacológico.

Reacciones

El coordinador general del PP, Elías Bendodo, ha indicado sobre la aprobación de la ley del aborto que el Gobierno de España y el socialismo «son expertos en correr cortinas de humo», y subrayó que «la actualidad que quiere imponer el Ejecutivo no es la actualidad que preocupa a los españoles». «Cuando los precios están cerca del 10% de crecimiento cada mes, para que no se hable de lo importante el socialismo habla de la ley del aborto, de las bajas por la menstruación, de las películas de espías», ha manifestado en Málaga durante una rueda de prensa.

En esta misma línea se pronunció la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, quien ha asegurado que la reforma de la ley del aborto «es una cortina de humo». La edil de Ciudadanos lamentó además que no haya reducción del IVA para los productos de higiene femenina, ya que «era lo único interesante» del texto. «Lo que no es interesante son la bajas por menstruación porque revela que a las mujeres se nos ve como un objeto electoral», aseguró ayer a los medios de comunicación en la Plaza de Oriente.

Por su parte, la organización de consumidores Facua ha criticado en un comunicado que el PSOE «siga resistiéndose» a su compromiso de bajar el IVA a los productos femeninos, y ha recordado que en España está muy por encima de países como Gran Bretaña (donde es del 5 %), Francia (5,5 %) o Irlanda, del 0 %.