Madrid clausura la sauna Paraiso, identificada como el foco principal de viruela del mono

El establecimiento se vincula con la mayoría de los afectados del brote en la capital. Se han identificado también domicilios y otro foco en Canarias. España lidera los contagios en el mundo, con 30 casos confirmados

L a Dirección General de Salud Pública (DGSP) de la Comunidad de Madrid ordenó esta mañana la clausura de la sauna gay Paraíso– la más famosa de la capital– después de que se hubiera identificado como foco principal del brote de viruela del mono en la región –del que ya hay 30 casos confirmados con PCR y 15 sospechosos– y que está asociado a dos cadenas de transmisión. Se han identificado también diversos domicilios particulares como foco de contagio, y existe otro en Canarias, tal y como ha podido saber LA RAZÓN.

Según indicó a este periódico Elena Andradas, directora general de la DGSP de la comunidad, «desde el inicio de la identificación de los casos se confirmaron dos entornos muy concretos, ambos relacionados con prácticas sexuales de riesgo entre varones. Gracias a la labor de análisis, seguimiento y aislamiento de los casos, hemos podido concretar uno de los focos, y hemos procedido a ordenar la suspensión cautelar de su actividad para evitar que se produzcan nuevos contagios». «A medida que vamos teniendo positivos es muy probable que podamos identificar nuevos puntos donde se realizan este tipo de encuentros que puedan facilitar la transmisión», añadió.

La medida fue anunciada ayer por la mañana por el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, que adelantó que se había identidicado «una sauna gay situada en la comunidad como foco asociado a la mayoría de los casos». «El trabajo de rastreo que ha realizado la DGSP se ha centrado principalmente en un foco, que es una sauna en la Comunidad de Madrid y que la Dirección General va a intervenir, puesto que la mayoría de los positivos van asociados a este foco». Todos los casos registrados en la región son varones que han mantenido relaciones sexuales con varones.

Abierta el 1 de mayo

Ubicada en el 15 de la calle Norte, en el madrileño barrio de San Bernardo, la sauna Paraíso es una de las más grandes y concurridas de la capital, que cuenta con piscina en su interior. Uno de sus atractivos principales es que está abierta 24 horas al día casi todos los días del año. Incluido el pasado 1 de mayo Día del Trabajador. Según fuentes del local, ese día se llenó porque eran unos de los pocos establecimientos de este tipo abiertos ese festivo nacional.

El local cerraba sus puertas ayer por la mañana, tras la intervención de la Consejería de Sanidad. «Sauna Paraíso permanecerá cerrada durante los próximos días como medida de precaución ante la alerta lanzada por Sanidad por la aparición de contagios del denominado virus del mono en la Comunidad de Madrid; porque para nosotros el bienestar de nuestros clientes es prioritario», publicó ayer la sala en su perfil de Twitter. «Apelamos a la responsabilidad individual de cada persona para evitar la transmisión de cualquier infección», añadía.

Más comunidades

A los casos de Madrid se han ido sumando, en las últimas horas, los de otras comunidades. Así, hasta este momento, Castilla-La Mancha, Andalucía, Extremadura y País Vasco han informado de un caso sospechoso cada una, y Canarias cuenta con uno confirmado y otro en estudio. Cataluña, por su parte, aunque al cierre de esta edición no había comunicado ningún caso, ve «probable» que se identifiquen en las próximas horas, «en el contexto de una sociedad interconectada», dijo del presidente de la Generalitat, Pere Aragonés.

España es el país que, por el momento, está notificando más casos, mientras que Portugal cuenta con una veintena de infecciones ratificadas y más de una decena de sospechosos y, el Reino Unido, con 20 certificados como «monkeypox» y otros tantos pendientes de estudio. Ante la evidencia, el Ministerio de Sanidad se ha visto «obligado» a asumir que los casos van a seguir aumentando en los próximos días.

En este escenario, la celeridad en la adquisión de vacunas y antivirales será clave para poder cortar las cadenas de transmisión y controlar la expansión del virus.

Protocolo de detección

Aunque por ahora no se sabe cuándo se concretará el proceso de compra del suero Imvanex, del laboratorio danés Bavarian Nordik, la titular de Sanidad, Carolina Darias, anunció el pasado jueves que la Ponencia de Alertas, junto con el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), había elaborado un protocolo de detección precoz de la viruela del mono que se distribuirá a las personas con la sintomatología para saber cómo actuar, así como para asegurar la protección del personal sanitario.

En él, se recomienda a quienes presenten síntomas como erupciones cutáneas, dolores musculares y fiebre de carácter no grave que contacten telefónicamente con su centro de salud, se aíslen en su domicilio y eviten el contacto físico con personas y con mascotas hasta que las erupciones cutáneas desaparezcan. Respecto al personal sanitario, se les recomienda utilizar equipos EPI para tomar las muestras, mantener la alerta y hacer un seguimiento pormenorizado de los casos.

Aunque se trata de un virus zoónico cuya transmisión es generalmente respiratoria, las características de los casos en la región apuntan a un contacto con mucosas durante las relaciones sexuales, un informe publicado ayer por el CCAES advirtió sobre que, por el momento «no se puede excluirla transmisión de la viruela del mono a otros grupos poblacionales».

Comportamientos de riesgo

«En el contexto actual, no se puede descartar la detección de más casos asociados a esta alerta identificados mediante la búsqueda activa que se realiza en los servicios sanitarios. Hasta el momento, un elevado porcentaje de estos casos son hombres que han tenido relaciones en contextos sexuales de riesgo, si bien no se puede excluir su transmisión en otros grupos poblacionales» señala el documento. También apunta a «minimizar los comportamientos de riesgo asociados a este virus»

Y es que la evidencia científica apunta al contacto directo prolongado como la principal vía de transmisión de la viruela símica.

Así lo muestra una revisión sistemática bibliográfica sobre 1.000 casos del virus, hecha pública a principios de este mes por la Universidad de Arkansas (Estados Unidos), que determinó que la transmisión directa fue la que motivó el 83,3% de los contagios seguida– muy de lejos, por la vía inhalada o por aerosoles y el contacto con material contaminado, ambas con un 8,3%.

La eliminación de la vacuna, posible causa del rebrote

Los expertos ya habían observado en los últimos años un cambio en el comportamiento del virus, con brotes más frecuentes, según señala Francisco J. Roig, neumólogo del hospital HM Montepríncipe. Así, desde 1970 los casos descritos aumentaron un mínimo de 10 veces más, y pasó de afectar sobre todo a niños pequeños (4 años) en los años 70 a adultos jóvenes (21 años) en la década de 2010 a 2019.

Además, Roig señala que los brotes son más frecuentes, «y es posible que se deba a la supresión de la vacunación contra la viruela, que llegó a proporcionar un 85% de protección frente a la viruela del mono». La enfermedad se erradicó en 1980, con lo que han pasado cuatro décadas desde el último programa de vacunación contra el orthopoxvirus, «así que nuestro grado de protección es notablemente menor». En el año 2018,la población vacunada había disminuido al 9,3%, mientras que la inmunidad estimada cayó al 2,2%.