Religión

Ya es oficial: Francisco no viajará a España este verano

La designación de un emisario para la peregrinación de jóvenes del Xacobeo sepulta la visita

El papa Francisco saluda a los fieles este miércoles a su llegada para dirigir la audiencia general semanal en la Plaza de San Pedro en el Vaticano, el pasado 18 de mayo
El papa Francisco saluda a los fieles este miércoles a su llegada para dirigir la audiencia general semanal en la Plaza de San Pedro en el Vaticano, el pasado 18 de mayo FOTO: ETTORE FERRARI EFE

Aunque a los obispos ya se les avisó «sotto voce» en la pasada Asamblea Plenaria de Primavera, ya es oficial que Francisco no viajará a España este verano. La decisión se deduce en tanto que la Santa Sede ya ha comunicado quién será el enviado especial a la clausura de la Peregrinación Europea de Jóvenes que se celebrará en Santiago de Compostela entre el 3 y el 7 de agosto. Se trata del cardenal Antonio Augusto dos Santos Marto, obispo emérito de Leiria-Fátima. La designación de un emisario borra del mapa el empeño tanto del Episcopado como de la Xunta de Galicia, amén del apoyo recibido por Moncloa y Casa Real.

Lo cierto es que el Xacobeo se convertía en el principal gancho con el que la Conferencia Episcopal Española buscaba convencer tanto al Papa Francisco como a su entorno de que se materializara la primera visita del pontífice argentino a España. Para ello, se había echado mano del carácter continental del citado foro juvenil. De hecho, el Papa había dejado caer que, en caso de aceptar la propuesta, se trataría de una visita fugaz y que no podría contemplarse como un viaje a España sino como una participación en dicho encuentro europeo.

Tampoco convenció en el Vaticano la propuesta de que el Papa recalara en la cueva de Manresa, lugar en el que san Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús escribió sus ejercicios espirituales y epicentro del jubileo por los 400 años de su conversión. Atraer a un Papa jesuita con este reclamo desde su propia congregación tampoco parece haber sido suficiente.

Eso sí, desde la Santa Sede desmienten a este diario que el «no» a la visita se deba a una animadversión de Francisco a España. Es más, subrayan que por parte de Jorge Mario Bergoglio hay una «estima más que especial» hacia nuestro país, precisamente al conocimiento exhaustivo y seguimiento puntual de la actualidad política, social y eclesial.

Además, desde Roma recuerdan que, entre sus principales colaboradores, se encuentran no pocos españoles, como el prefecto de Economía, José Antonio Guerrero, o el presidente del Dicasterio para el Diálogo Interreligioso, Miguel Ángel Ayuso, amén del presidente y vicepresidente del Episcopado, los cardenales Juan José Omella y Carlos Osoro.