César Carballo, positivo por coronavirus: “Me creía inmune”

El urgenciólogo, que se encuentra en cuarentena en su vivienda y sin síntomas de gravedad. recuerda a la gente que la pandemia sigue con nosotros

César Carballo
César Carballo FOTO: La Razón La Razón

El doctor César Carballo ha sido uno de los personajes más mediáticos de la pandemia de coronavirus en España. Hasta ahora, el urgenciólogo había evitado la enfermedad pese a estar luchando contra el virus en primera línea en el hospital Ramón y Cajal. Este lunes, el sanitario ha querido pronunciarse a través de sus redes sociales para anunciar ha dado positivo en Covid-19 por primera vez desde que se inició la crisis sanitaria hace más de dos años. “Después de más de dos años ‘escapándome’, he dado POSITIVO. Una sensación rara cuando te crees cuasiinmune, y que te recuerda que el virus sigue con nosotros. Ahora paciencia, prioridad: proteger a los que te rodean, en especial, los vulnerables”, cuenta el doctor en Twitter.

Desde su domicilio, donde se encuentra confinado y sin síntomas de gravedad, Carballo pide, “paciencia, prioridad: proteger a los que te rodean, en especial, los vulnerables”. Recuerda que la pandemia continúa entre nosotros con una incidencia bastante alta. “Podemos ponernos la venda en los ojos pero las aguas residuales de Madrid no engañan, la incidencia sube. Es probable que la vida en exteriores por el buen tiempo haga que este repunte caiga como pasó con la 4ª ola. Esperemos”, apunta el doctor.

A raíz de su positivo, el doctor ha detallado algunos consejos. “No tener contacto en interiores sin mascarilla, evitar, sobre todo, los contactos con personas vulnerables en interiores sin ellas, realizarse test si tenemos síntomas y procurar no pasar tiempo prolongado en interiores con otras personas como en oficinas”, detalla. Sobre lo último, ha vuelto a pedir que se priorice, “la baja o el teletrabajo al menos los siguientes siete días” del positivo . “Y antes de incorporarse realizar test de antígeno con resultado negativo”, añade. De cara al verano, advierte que “es una mala idea la retirada de mascarillas en interiores, sobre todo porque haremos poca vida interior y la medida no resultaría gravosa. Podría ayudar a minimizar las siguientes olas, sobre todo de cara a septiembre”, apostilla.