Síndrome de Kounis: qué es este posible efecto secundario de uno de los fármacos más vendidos en España

Medicamentos
Medicamentos FOTO: Dreamstime Dreamstime

El Metamizol es uno de los analgésicos más consumidos en España, un fármaco al que se conoce por su nombre comercial, Nolotil, aunque existen otras versiones genéricas. Este famoso analgésico no falta en los botiquines españoles. De hecho, según el último estudio realizado por la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles, el Nolotil encabeza el ranking de medicamentos más vendidos desde 2019.

Se vende con receta médica y se utiliza para tratar el dolor agudo moderado o intenso post-operatorio o post-traumático, de tipo cólico o de origen tumoral. También se usa en los casos de fiebre alta que no responda a otras medidas u otros medicamentos para la fiebre.

Posee mayor potencia que otros medicamentos de su tipo como el ibuprofeno o el paracetamol pero también tiene mayores riesgos y efectos secundarios. Entre los más frecuentes podemos encontrar: descenso de la tensión arterial, reacciones alérgicas, erupciones, molestias gastrointestinales y dificultades respiratorias. No obstante, puede provocar reacciones adversas graves como la aparición de agranulocitosis o de neutropenia, aunque son de frecuencia muy baja.

Otro de los efectos adversos que puede provocar el medicamento es el síndrome de Kounis (SK). Consiste en la aparición simultánea de eventos coronarios agudos durante una reacción alérgica severa. Engloba conceptos como el de angina alérgica e infarto alérgico y, además de por el consumo de fármacos, también se ha descrito en relación con picaduras de insectos, exposiciones ambientales y condiciones médicas varias. Se desconoce su incidencia real ya que, la mayoría de la información proviene de casos clínicos o pequeñas series.

Existen dos tipos de variantes del síndrome. El tipo I se da en aquellos pacientes sin enfermedad coronaria y el tipo II, en pacientes con enfermedad aterosclerótica. Los pacientes presentan un síndrome coronario que puede manifestarse como malestar general, dolor torácico de características anginosas, cortejo vegetativo (cuadro sintomático consistente en la aparición de náuseas o vómitos y sudoración fría y profusa) y simultáneamente síntomas típicos de una reacción anafiláctica: hipotensión en el contexto de contacto con alérgeno conocido, síntomas cutáneos (urticaria, angioedema), respiratorios (disnea, sibilancias, disfonía, estridor) y/o digestivos (dolor abdominal, náuseas, vómitos). El síndrome coronario incluye angina inestable, con o sin datos de vasoespasmo y/o infarto agudo de miocardio, que se acompaña de alteraciones electrocardiográficas y/o elevación de enzimas cardiacas.

En la actualidad, no hay guías de práctica clínica específicas para el síndrome de Kounis. El tratamiento es el específico del síndrome coronario agudo y el de la anafilaxia. Aunque varios estudios han mostrado un mejor pronóstico del tipo I, en ambos tipos el pronóstico depende de la magnitud de la respuesta alérgica inicial, la sensibilidad del paciente, la comorbilidad, el lugar de la reacción antígeno-anticuerpo, la concentración del alérgeno y la ruta de entrada del mismo.