Urgencias “colapsadas” por la séptima ola de covid con un 8% de ocupación

El Ministerio de Sanidad registra el porcentaje más elevado de ocupación hospitalaria en los que va de año. Ha subido al 7,79%, respecto 6,35% del martes pasado

La séptima ola sigue sin dar tregua, especialmente a las Urgencias de los hospitales españoles, que cifran entre un 20% y un 30% en incremento de la actividad asistencial en las últimas semanas. Sobre ello ha alertado hoy la Sociedad Española de Medicina de Urgencias (SEMES), que asegura que los nuevos casos de coronavirus están provocando una “situación insostenible” en los servicios de Urgencias, en un escenario “dinamitado” por la escasez de médicos y el reajuste de recursos por las próximas vacaciones estivales.

En la Comunidad de Madrid, en concreto, se observa un aumento de la carga asistencial del 20% con pacientes mayores y neumonías bilaterales graves, indica en un comunicado el presidente de SEMES en la región, Juan Armengol, frente al 30% de otras comunidades autónomas.

Una situación que confirman los datos compartidos hoy por el Ministerio de Sanidad, que registran el porcentaje más elevado de ocupación hospitalaria en los que va de año. Ha subido al 7,79%, respecto 6,35% del martes pasado, y en las UCI se sitúa muy cerca del riego muy alto, en el 4,93% (en comparación con el 4,07% de hace una semana). Actualmente, hay 9.553 pacientes ingresados por covid en toda España (frente a los 7.793 de hace una semana) y 433 en una UCI (se registraron 361 el martes pasado).

Además, según los datos aportados por las comunidades autónomas, se han registrado 52.218 nuevos casos, de los que 28.758 se han producido en mayores de 60 años, lo que eleva a 12.734.038 la cifra total de contagios en nuestro país desde el inicio de la pandemia. Respecto a la incidencia media en los últimos 14 días en personas mayores de 60 años, el informe muestra un aumento de 86 puntos, situándose en los 841,27 casos por cada 100.000 habitantes, en comparación con los 755,71 notificados el pasado viernes. En las pasadas dos semanas se ha registrado un total de 103.628 positivos en este grupo de edad.

En cuanto a los fallecidos, hubo 152 en la última semana (107.906 desde el inicio de la pandemia, según las cifras oficiales), y la tasa de mortalidad entre los mayores de 59 años bajó al 3,9% (4,7% hace tres meses).

Preguntada sobre los indicadores en una visita a la nueva sede de la cooperativa de medicamentos y productos sanitarios Cofares, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, señaló que “se confirma una tendencia ascendente en la transmisión, ya cotejada en al menos ocho comunidades, mientras que en otras –que superan ya los mil casos– está siendo más pronunciada en las últimas semanas”. También destacó que ello se debe– al igual que está sucediendo en el entorno europeo– al aumento de los sublinajes BA.4 y BA.5 de Ómicron, e insistió en que “la gravedad sigue siendo menor respecto a etapas anteriores”.

Transmisión acelerada por las nuevas variantes

Según los informes epidemiológicos del Centro de Coordinación de Emergencias y Alertas Sanitarias (CCAES), en la semana del 13 al 19 de junio los linajes BA.4 y BA.5 tuvieron una prevalencia de entre el 19,2 y el 76,3 %, según el territorio.

Explica que se ha detectado en los ciudadanos una “menor capacidad de neutralización” para las nuevas variantes (Ba.2.12.1, Ba.4 y Ba.5) tanto en personas vacunadas que incluso hayan superado una infección con Ba.2, la predominante en los últimos meses y que ahora está siendo desplazada. Según los datos de una investugación del Beth Israel Deaconess Medical Center (Estados Unidos), las tres subvariantes de Ómicron actualmente dominantes escapan sustancialmente a los anticuerpos neutralizantes inducidos tanto por la vacunación como por la infección previa.

El infome cita también el caso de Sudáfrica (en donde se detectó la Ba.4 y Ba.5 por primera vez) y de Portugal, países en los que ya ha pasado el pico de incidencia tras la irrupción de estos nuevos linajes, y aclara que hubo un incremento en el número de casos y de hospitalizaciones “como es esperable”.

En el momento actual, recuerda el CCAES, los nuevos linajes de ómicron (BA 2.12.1, BA.4 y BA.5) “se encuentran en fase de expansión en numerosos países en todo el mundo”, donde se espera que pronto la BA.2 deje de ser dominante. “En prácticamente todos ellos, la prevalencia de BA.5 supera a la de BA.4″, concluye.