Buscan a otro ganadero desaparecido en el incendio de Zamora

Se sumaría a los dos fallecidos -el pastor y el bombero forestal- del incendio de Losacio

-FOTODELDÍA- O BARCO DE VALDEORRAS (OURENSE), 18/07/2022.- Un bombero forestal realiza labores de extinción en el incendio de O Barco de Valdeorras (Ourense). Galicia vuelve a afrontar una jornada decisiva para extinguir los incendios forestales que afectan a las provincias de Ourense y Lugo y que mantienen en riesgo varios núcleos de población. EFE/ Brais Lorenzo
-FOTODELDÍA- O BARCO DE VALDEORRAS (OURENSE), 18/07/2022.- Un bombero forestal realiza labores de extinción en el incendio de O Barco de Valdeorras (Ourense). Galicia vuelve a afrontar una jornada decisiva para extinguir los incendios forestales que afectan a las provincias de Ourense y Lugo y que mantienen en riesgo varios núcleos de población. EFE/ Brais Lorenzo FOTO: Brais Lorenzo EFE

La Sierra de la Culebra, en Zamora, ya sufrió en la ola de calor del pasado mes de junio uno de los incendios más importantes del verano –y el más extenso en la historia de la comunidad– pero el fuego, lejos de dar tregua a la provincia, vuelve a cebarse con ella para desesperación de sus vecinos. Ya son más de 11.000 las hectáreas calcinadas en la comarca de Tábara, donde se produjo el segundo fallecido a causa del fuego. Se trata de Victoriano, un pastor de ovejas de 69 años cuyo cadáver fue encontrado en una zona calcinada del monte. Se unía a la muerte este fin de semana de Daniel, un bombero forestal de 63 años que quedó atrapado por las llamas mientras luchaba contra ellas en el incendio forestal de Losacio (Zamora). Son las dos primeras víctimas mortales de esta oleada de incendios que está quemando la península ibérica en una de las olas de calor más fuertes y prolongadas desde que existen registros.

Pero estas dos personas podrían no ser las únicas fallecidas ya que esta tarde se buscaba a otro ganadero desaparecido en este mismo incendio de Zamora.

La virulencia de las llamas es de tal que, según las autoridades, todavía está lejos de ser controlado y ni siquiera podían precisar la cantidad de focos que permanecen activos. Uno de los motivos son las fuertes rachas de viento cambiantes, que provoca esos cambios de dirección tan peligrosos para los profesionales que se encargan de extinguirlas. El fuego estaba esta tarde «totalmente descontrolado» y había más de 16 poblaciones desalojadas: unos 2.700 vecinos que han tenido que abandonar sus hogares sin saber cuándo regresarán.

A pesar de que esos dos fallecidos y la persona desaparecida son las principales víctimas, no fueros las únicas: el fuego en esta zona ha dejado también a tres heridos con quemaduras (dos de ellos en un vehículo atrapado en la carretera) y a nueve trabajadores intoxicados por el humo.

Uno de esos heridos sufre quemaduras graves y tras ser estabilizado en el complejo hospitalario de Salamanca fue trasladado al hospital de Getafe (Madrid) mientras que el otro presenta levaduras leves y fracturas de diversa gravedad y está ingresado en la UCI.

Este fuego de Zamora es el que ha obligado a cortar la línea del AVE Madrid-Galicia y la nacional N-631, además de otras vías más secundarias.

La Junta de Castilla y León decretó hoy el luto oficial en toda la comunidad mientras que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, visitó ayer la zona del incendio y vinculó los fuegos de la ola de calor al cambio climático.

Incendios en España 18 de julio
Incendios en España 18 de julio FOTO: T. Nieto

Y es que el de Zamora es solo uno de los 36 incendios que permanecen activos en España. Otros de los más preocupantes están en Galicia, donde hay más de una decena activos y ya se han quemado más de 4.000 hectáreas en la comarca orensana de Valdeorras (en la parroquia de Alixo el fuego ha quemado 15 viviendas). Este fuego seguía activo y sin control esta tarde pero también muy virulento era el de Lugo, donde se han desalojado a 500 vecinos de 30 núcleos poblacionales.

Otro de los incendios más agresivos se desarrollaba hoy en la comarca del Vallés, en Barcelona. Ya van 1.600 hectáreas quemadas desde que el domingo comenzaran las llamas en Pont de Vilomara (Barcelona). Preocupaba el flanco derecho, el más virulento, y que amenazaba el parque natural de Sant Llorenç. En este incendio se investiga ya si ha sido intencionado.

Extremadura mejora

También en Extremadura, el último incendio de la zona del valle Jerte (el último foco que preocupa) se investiga si ha sido provocado ya que se originó la noche del sábado cuando los medios estaban volcados en Las Hurdes y Monfragüe, que ha sido el más intenso del pasado fin de semana. Aquí se calcinaron 6.000 hectáreas y hubo 700 evacuados que están, poco a poco, volviendo a sus casas. Aquí, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, visitó ayer la localidad cacereña de Casas de Miravete.