Así es “el truco del hombro”: El método infalible para salir de un aparcamiento en batería con un solo movimiento

Mucha gente tiene problemas para estacionar y para sacar un coche en batería. Pero si nos tomamos nuestro tiempo y conocemos la técnica, puede ser par comido... incluso con un vehículo familiar

Economía/Motor.- T&E rechaza los incentivos a la compra de coches de combustión y pide más gasto en transporte público
Imagen de coches aparcados | Fuente: T&E FOTO: T&E

Aparcar parece una tarea sencilla, pero no siempre lo es. De hecho, algunas plazas de aparcamiento son tan pequeñas y angostas, que se hace muy difícil estacionar de una forma segura... y sin golpear accidentalmente los coches y las columnas que tenemos al lado. Además, aparcar en estas plazas estrechas puede ser mucho más complicado si tenemos que hacerlo con un coche grande. No obstante, si te tomas tu tiempo y conoces la técnica, aparcar puede ser par comido... incluso con un vehículo familiar. Mucha gente tiene problemas -sobre todo- para aparcar en batería. Sin embargo, hacer esta maniobra es -si cabe- más sencillo que aparcar en línea:

La ciudad de Valladolid es la que más probabilidades tiene de que te roben un coche mientras que a nivel provincial es Soria
La ciudad de Valladolid es la que más probabilidades tiene de que te roben un coche mientras que a nivel provincial es Soria FOTO: OCU La Razón

¿Cómo “aparcar de culo”?

Únicamente tendremos que indicar nuestra acción con el intermitentes y colocarnos alineando nuestro parachoques con el lado izquierdo del vehículo que está a la derecha del sitio que queremos ocupar... más o menos a una distancia de metro y medio. Una vez en esta posición, giraremos el volante completamente hacia el lado en el que queramos estacionar, meteremos la marcha atrás y aceleraremos el coche con cuidado. Cuando veamos que la rueda trasera derecha ha sobrepasado el faro delantero izquierdo del vehículo de la derecha, ya no habrá ningún peligro de rozarnos con él.

Con el que sí que deberíamos tener cuidado en este punto es con el vehículo de la izquierda. Por eso, ahora toda nuestra atención deberá centrarse en el retrovisor del asiento del conductor, donde podremos evaluar hasta qué punto podemos exprimir el espacio que tenemos. Si consideramos que el coche no está perfectamente alineado con los dos vehículos que tenemos a los lados, solamente tendremos que meter primera y colocar el coche de forma que quede perfecto.

El “truco del hombro”

Abandonar una plaza de aparcamiento en batería puede dar tanto vértigo como estacionar en ella. Es posible que muchos piensen que es necesario hacer muchas maniobras... pero la realidad es que sólo se necesita aplicar el “truco del hombro” para hacerlo rápido y de forma segura... sin riesgo de arañar nuestro coche con las columnas del parking. Este método nos permitirá saber cuál es el momento de girar para salir del aparcamiento con un único giro de volante.

Uno de cada tres conductores europeos incapaces de aparcar a la primera
Uno de cada tres conductores europeos incapaces de aparcar a la primera

Cuando tenemos el coche aparcado en paralelo y con el frontal mirando hacia la carretera, debemos iniciar la maniobra con el volante recto y a una velocidad prudente. Y sabremos cuándo ha llegado el momento de girar completamente el volante hacia el sentido de circulación porque el morro del vehículo que tenemos al lado coincide exactamente con nuestro hombro. En ese momento, podremos hacer la maniobra suavemente... y comprobaremos como nuestro coche abandona el estacionamiento sin que exista ningún riesgo de chochar con ningún vehículo o sin necesidad de realizar maniobras adicionales.