Segunda muerte por legionela en Cáceres, y ya hay 10 afectados

La Junta extremeña ha descartado un brote, porque no hay nexo entre casos

La alcaldesa en funciones de Cáceres, María José Pulido, en una reunión telemática para coordinar acciones por los casos de legionela surgidos en la ciudad
La alcaldesa en funciones de Cáceres, María José Pulido, en una reunión telemática para coordinar acciones por los casos de legionela surgidos en la ciudad FOTO: AYUNTAMIENTO DE CÁCERES AYUNTAMIENTO DE CÁCERES

El Servicio Extremeño de Salud (SES) ha confirmado hoy una segunda muerte por la bacteria de la legionela en Cáceres y un total de diez personas afectadas, seis de las cuales permanecen hospitalizadas. Los fallecidos son una mujer de 54 años y un varón de 70, ambos padecían enfermedades oncológicas avanzadas.

El SES ha procedido a una revisión de los pacientes que permanecen ingresados en el Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres que presentan síntomas respiratorios de mala evolución y se ha detectado dos casos positivos más por legionela, que se suman a los siete ya declarados.

Además, hay que añadir otro positivo de un paciente que acudió al hospital tras presentar síntomas desde el pasado 3 de agosto, por lo que entra dentro del periodo ventana en el que se detectó el acúmulo de casos, del 2 al 4 de agosto.

De los diez casos notificados, seis permanecen ingresados, dos han recibido el alta y dos han fallecido.

Entre el jueves 4 y el martes 9 de agosto Salud Pública procedió a tomar 30 muestras de distintos puntos de la ciudad de Cáceres. A día de hoy no ha crecido el germen en ninguno de los cultivos, es decir, que por ahora son negativas las muestras, aunque hay que esperar veinte días para tener resultados definitivos.

Después de que se detectaran los primeros casos se procedió a la clausura de la fuente del parque del Rodeo –donde los análisis dieron positivo– y de las fuentes públicas de agua potable de Colón y San Francisco de Cáceres como medida de prevención. Además, se anunciaron labores de limpieza.

La Junta de Extremadura precisó en una nota de prensa que no se trata de un brote de legionela, ya que no se ha detectado nexo epidemiológico entre los casos, como ya explicó el pasado martes en rueda de prensa el consejero de Sanidad, José María Vergeles.

El único punto de unión, aunque «muy débil», que se ha encontrado es que la mayoría de los casos han estado por trabajo o residencia en la zona urbana de San Jorge de la ciudad de Cáceres.

Asimismo, el Ejecutivo regional insistió en que «no hay ningún riesgo comunitario» para la salud de la población en la ciudad de Cáceres.

La legionela es una bacteria que se puede encontrar de forma natural en lagos, ríos o estanques y que no implica ningún peligro para la salud de la población. Hay varias categorías y solo una de ellas, la legionela neumofila serogrupo 1, es perjudicial para la salud en humanos.

En ocasiones puede crecer y multiplicarse en la red de distribución de agua y sistemas de enfriamiento de grandes dimensiones (como por ejemplo torres de refrigeración de los edificios). Su multiplicación se ve favorecida por el estancamiento del agua y temperaturas de entre 30 y 45 grados.

La única forma posible de contraer la enfermedad es por vía aérea, mediante la inhalación de pequeñas gotas de agua que permiten que la bacteria llegue a los pulmones, produciendo en ocasiones un síndrome febril de corta duración o un cuadro de neumonía.

La infección por legionela puede manifestarse con fiebre alta de pronóstico leve y corta duración o como un cuadro de neumonía con fiebre alta.