Estos son los récords del sexo más sorprendentes del mundo: algunos de ellos inimaginables

La actividad sexual a veces llega a límites impensables y se logran hitos históricos

Para tener un corazón sano, mucho sexo
Para tener un corazón sano, mucho sexo

El sexo es uno de los actos que mueve el mundo. Los seres humanos, por naturaleza, tenemos esa necesidad de estar arraigados con todo lo que engloba el ámbito sexual, ya sea consumiéndolo mediante pornografía, practicándolo o incitando a ello. En cualquier caso, la educación sexual es bastante necesaria para evitar creencias que nos generan problemas.

Por otro lado, algunas personas han tenido el don de conseguir récords inimaginables que no estarían al alcance de cualquiera. Estos son algunos de ellos:

La prostituta más anciana del mundo

La mayoría de las trabajadoras sexuales lo son porque, desgraciadamente, no tienen opción o no encuentran otra forma de ganarse la vida. En cualquier caso, la edad que tengan es tan solo un número, pudiendo ser desde más jóvenes hasta algo más veteranas.

En Taiwán, se encuentra la que ha sido la prostituta más anciana del mundo, trabajando durante toda la vida en esta profesión. Como no tenía derecho a cobrar ningún tipo de pensión, su única alternativa fue seguir trabajando. Así, pese a su avanzada edad, muchos continuaban acudiendo para recibir sus servicios. Sus clientes la llamaban “la abuela”, y es que llegó a ejercer como trabajadora sexual hasta los 82 años.

La mujer que más orgasmos tuvo en una hora

Durante un estudio que se realizó en un centro de salud en California, Estados Unidos, una mujer llegó a tener hasta 134 orgasmos en una hora (es decir, una media que rondaba los dos por minuto). Una cifra muy diferente a la del hombre que más orgasmos había logrado tener en sesenta minutos: solo dieciséis.

La eyaculación más larga

La eyaculación se expulsa, de media, a una velocidad de 45 km/h. Así, normalmente se expulsan diez mililitros de semen y la distancia media que alcanza suele ser de diez a veinte centímetros.

Pero el récord a la eyaculación de mayor alcance lo tiene Horst Schultz, un hombre que llegó a eyacular exactamente 5,76 metros. Muy por encima de la media.

La mayor orgía de la historia

También Japón ostenta otro récord sexual, el de la mayor orgía que se recuerde. Lo cierto es que llama la atención, ya que por lo general, respecto a sus relaciones personales, son bastante retraídos.

Una iniciativa de una productora para grabar un encuentro sexual masivo se llevó a cabo, con la finalidad de editar una película de dos horas de duración. Así, los japoneses lograron entrar en el Libro Guinness de los Récords después de que 500 personas (250 hombres y 250 mujeres) participaran en la contienda. No obstante, puede ser engañoso, ya que lo cierto es que solo practicaron el coito con sus respectivas parejas.

La masturbación más larga y que más ha durado

En 2009, Masanobu, un hombre japonés, consiguió convertirse en la persona que había logrado la masturbación más larga de la historia. A día de hoy, nadie ha conseguido batirla. Y es que esta persona consiguió estar masturbándose durante un tiempo de nueve horas y cincuenta y ocho minutos.