Más de un millón de firmas contra la experimentación de cosmética en animales

Cinco organizaciones han presentado una iniciativa para poner fin a estos ensayos y piden financiación a Europa

Un mural contra el testeo de cosméticos en animales.
DOVE
19/08/2022
Un mural contra el testeo de cosméticos en animales. DOVE 19/08/2022 FOTO: DOVE DOVE

Cinco organizaciones europeas, 100 asociaciones y dos importantes firmas comerciales iniciaron hace un año (el 31 de agosto de 2021) la campaña «Save Cruelty Free Cosmetics» –Salvar los cosméticos de la Crueldad– y «Poner fin a los ensayos con animales» a través del mecanismo más importante de participación ciudadana que tiene prevista la Unión Europea para solicitar y lograr cambios legislativos.

Según los impulsores, la abrumadora participación demuestra el nivel de interés y preocupación de la ciudadanía hacia esta temática. De las 90 distintas propuestas presentadas hasta la fecha en la UE, esta iniciativa ciudadana europea (ICE) figura como la sexta que únicamente han logrado superar con éxito el millón de firmas.

Entre las razones y objetivos que han motivado promover la Iniciativa ciudadana europea, destacan los escasos resultados en la implementación de la legislación después de doce años de la entrada en vigor de la Directiva (2010/63/EU) con el inequívoco mandato estipulado en su articulado de: reducción, sustitución y refinamiento «como paso hacia el objetivo final de pleno reemplazo de los procedimientos con animales vivos para fines científicos y educativos...»

A pesar de la gran cantidad de métodos alternativos disponibles, las últimas estadísticas globales europeas de 2019 dejan constancia de la escasa reducción en el número de experimentos con animales que continúan sobrepasando los 10 millones. También consideran el retroceso y vulneración de la normativa de cosméticos y sus ingredientes; esto es la prohibición de experimentar ingredientes y productos cosméticos en animales (CE 1223/2009), que significó una larga batalla de las asociaciones europeas de defensa animal, lográndose evitar el sufrimiento y muerte de cientos de miles de animales, durante la última década.

Sus precursores recuerdan que ahora esta ley se encuentra amenazada por la nueva Estrategia de Químicos para la Sostenibilidad, que en la nueva revisión de químicos incluye la experimentación animal en los ingredientes cosméticos. Es decir,, miles de sustancias químicas sometidas a nueva revisión experimental con animales mediante procedimientos crueles y obsoletos. La estrategia de «químicos para la sostenibilidad» adoptada en 2019 en materia de registro, evaluación y comercialización de sustancias químicas dentro de la UE, supone una nueva revisión de los miles de productos y substancias químicas, que se encuentran en el mercado y que fueron ya probadas con anterioridad, en millones de animales.

Forman parte de las pruebas químicas: la irritación ocular, la corrosión de la piel y las dosis de envenenamiento.