La palabra desconocida para espantar a un perro recogida por la RAE

Los canes cuentan con una gran inteligencia que les permite sobresalir en ciertas situaciones

PERRO ASUSTADO
PERRO ASUSTADO FOTO: Dreamstime Dreamstime

Cuando hacemos referencia a mascotas siempre sobresalen dos por encima del resto, el perro y el gato. Estos dos animales se han convertido, así, en los seres domésticos por antonomasia gracias a la gran cantidad de siglos que llevan junto a los humanos. Pese a que en los últimos años han aparecido otros animales en las casas estos siguen siendo los reyes sin discusión.

Sin embargo, pese a que la discusión existe entre los amantes de los animales parece que el perro siempre se encuentra un peldaño por encima. Ser considerado “el mejor amigo del hombre” no es un título fácil. Así, pese a que el gato es el auténtico dominador de las redes la mascota predilecta parece ser el perro.

Así las cosas, esta ventaja viene precedida en muchas ocasiones por las muestras de inteligencia y complicidad de este animal. El primer factor ha ayudado, además, a que los canes cumplan distintas funciones dentro de la sociedad.

Para ello, se necesitan horas adiestramiento que se ha convertido en todo un arte. Muchos, incluso, recurren a este tipo de entrenamiento para que sus mascotas se comporten de forma adecuada y obedezcan las órdenes a la primera.

Gracias a la gran capacidad de aprendizaje que tienen los perros estos se han convertido en excelentes ayudantes para gran variedad de tareas. Desde ayuda a personas con visión limitada o ser uno más en un cuerpo policial existen múltiples funciones que estos animales realizan en la sociedad día a día.

Palabra secreta para perros

Pese a que en los últimos años han aparecido todo tipo de métodos que buscan enseñar a los perros en español existe una palabra para referirnos a los canes y que, además, generan alerta en ellos. Esta viene recogida por la Real Academia Española (RAE) y se utiliza para espantar o llamar a un perro.

Tuso o tusa es como coloquialmente nos podemos referir a los canes. Además, para la RAE este mote se usa “para llamar o espantar al perro/a”. Sin embargo, muchos desconocen esta expresión que consigue que los canes se detengan, según la creencia popular. No se sabe muy bien por qué pero se ha utilizado desde hace décadas y los animales suelen obedecer.

Incluso, existe el mismo caso en el campo de los gatos. Según la RAE este mote es sape. Sin embargo, como ocurre con el caso de los canes no se sabe por qué pero los felinos suelen mostrarse alerta y detener sus acciones.