Alerta por listeria en salchichas vendidas en toda España

La alarma ha sido lanzada por las autoridades italianas

Las salchichas, de varias marcas, proceden de Italia
Las salchichas, de varias marcas, proceden de Italia FOTO: Eising Studio - Food Photo & Video ©GTRESONLINE

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición ha lanzado una alerta a nivel nacional por salchichas de varias marcas contaminadas por listeria que han sido distribuidas en toda España.

Las autoridades fueron informadas de la infección a través de la Red de Alerta Alimentaria Europea (RASFF) tras una notificación realizada por la Sanidad italiana por la presencia de Listeria monocytogenes en salchichas procedentes de dicho país. La voz de alarma se lanzó tras un brote de listeriosis en Italia y otros países europeos, aunque, por el momento, en España no se han detectado casos pese a que este producto alimenticio ha sido vendido en nuestro país.

La investigación de las autoridades italianas tras los casos detectados en su país llevaron a la inspección de una planta de fabricación donde se encontró Listeria monocytogenes en dos lotes de productos, que sólo habían sido distribuidos en Italia. Sin embargo, también se encontró esta bacteria en el muestreo ambiental llevado a cabo en el establecimiento, por lo que, como medida de precaución, se ha procedido a la retirada de todos los productos elaborados en esas instalaciones por considerarse potencialmente afectados.

Los productos relacionados con esta alerta distribuidos en España son los siguientes:

SALCHICHA AVI.GR.250

  • Nombre en la etiqueta: WUDY CLÁSICO
  • Marca: AIA
  • Lotes: 1825669, 1830837, 1832413, 1839009, 1852306, 1857209, 1860977, 1877305, 1883439, 1888982, 1902500, 1911205, 1929751, 1940795 y 1947076
  • Fecha de consumo preferente: 28/11/2022 y fechas anteriores
  • Marca de Identificación: IT 04M CE
  • Peso: 250 gr
  • Temperatura: Refrigeración
FOTO: La Razón La Razón

SALCHICHA AVI.GR.150

  • Nombre en la etiqueta: WUDY QUESO
  • Marca: AIA
  • Lotes: 1803199, 1808935, 1820077, 1825216, 1839569, 1846833, 1852306, 1860349, 1877867, 1886642, 1896612, 1896612, 1906129, 1921601, 1929185 y 1945465
  • Fecha de consumo preferente: 26/11/2022 y fechas anteriores
  • Marca de Identificación: IT 04M CE
  • Peso: 150 gr
  • Temperatura: Refrigeración

WUDY COCKTAIL 240G E

  • Nombre en la etiqueta: WUDY PARTY
  • Marca: AIA
  • Lotes: 1900260, 1902500, 1933896 y 1945455
  • Fecha de consumo preferente: 17/10/2022 y fechas anteriores
  • Marca de Identificación: IT 04M CE
  • Peso: 240 gr
  • Temperatura: Refrigeración

WUDY HH COCKTAIL 1KG

  • Nombre en la etiqueta: WUDY HAPPY HOUR
  • Marca: AIA
  • Lotes: 1808935, 1832413, 1863556, 1883993, 1906687 y 1940129
  • Fecha de consumo preferente: 24/11/2022 y fechas anteriores
  • Marca de Identificación: IT 04M CE
  • Peso: 1 kg
  • Temperatura: Refrigeración
FOTO: La Razón La Razón

WUDY 1KG MAXIPAC

  • Nombre en la etiqueta: WUDY MAXIPACK CLASICO
  • Marca: AIA
  • Lotes: 1798614, 1803199, 1820665, 1860349, 1869109, 1877305, 1877867, 1900782, 1933896 y 1952362
  • Fecha de consumo preferente: 30/11/2022 y fechas anteriores
  • Marca de Identificación: IT 04M CE
  • Peso: 1 kg
  • Temperatura: Refrigeración
FOTO: La Razón La Razón

WURS PAVO HOT DOG1KG

  • Nombre en la etiqueta: HOT DOG
  • Marca: PAVO
  • Lotes: 1825217, 1863583, 1863583, 1869104, 1873731, 1883996. 1921549 y 1929755
  • Fecha de consumo preferente: 09/11/2022 y fechas anteriores
  • Marca de Identificación: IT 04M CE
  • Peso: 1 kg
  • Temperatura: Refrigeración

Según han alertado las autoridades, la distribución de estos productos se ha llevado a cabo en todo el territorio nacional. Ante la posibilidad de que algún lote contaminado se encuentre en España, Sanidad recomienda a las personas que tengan en sus hogares estos productos, se abstengan de consumirlos y los devuelvan a los puntos de venta.

Por otra parte, Sanidad también alerta de que en el caso de haber consumido estos productos se esté atento a posibles síntomas compatibles con una listeriosis. Algunas de las señales de poder haber sido infectado por listeria son fiebre, dolor de cabeza, vómitos o diarrea. En este caso se recomienda acudir a un centro de salud.

El Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI) ya ha alertado a todas las Comunidades autónomas para que verifiquen la retirada de los productos afectado de los establecimiento y los canales de distribución.

Qué es la listeriosis y cómo se transmite

La listeriosis es una enfermedad de transmisión alimentaria causada por la bacteria Listeria monocytogenes. Esta bacteria es Gram-positiva, con forma de bacilo corto, no formadora de esporas, anaerobia facultativa, que se multiplica en un amplio rango de pH y temperaturas, pudiendo multiplicarse incluso a temperaturas de refrigeración (entre 2ºC-4ºC), siendo su temperatura óptima de crecimiento entre 30ºC-37ºC. El cocinado a temperaturas superiores a los 70º C durante 2 minutos destruye la bacteria, según informa la Aesan.

Esta bacteria es capaz de formar biopelículas o biofilms en numerosas superficies utilizadas en la industria alimentaria por lo que es difícil de eliminar e, incluso, puede persistir tras la limpieza o desinfección.

Listeria monocytogenes está ampliamente distribuida en el medio ambiento gracias a su resistencia a diversas condiciones (como la acidez y las bajas temperaturas). Este característica provoca que se pueda encontrar el suelo, plantas, forraje, materia fecal, aguas residuales, agua así como los lugares donde se elaboran alimentos.

La principal vía de transmisión al ser humano es el consumo de alimentos contaminados, especialmente los alimentos listos para consumo refrigerados con una vida útil relativamente larga, como como los productos de la pesca ahumados, los productos cárnicos tratados por calor y los quesos de pasta blanda.

Esta contaminación se puede producir en cualquier momento en el que el alimento esté expuesto al medio ambiente, tanto durante la elaboración como en el transporte, la venta al por menor, los servicios de comidas para colectividades y los hogares. Además, en las industrias alimentarias la contaminación se produce principal a partir del ambiente en el que se procesan los alimentos por generación de aerosoles durante los procesos de limpieza que pueden favorecer la diseminación de bacterias.

Muchos alimentos listos para el consumo incluyen en su proceso de producción una fase que elimina Listeria monocytogenes (cocción, horneado, etc.). Sin embargo, la listeria puede contaminar los alimentos tras su elaboración (por ejemplo, la contaminación puede producirse después de haber cocinado los alimentos y antes de envasarlos), o bien por una manipulación posterior durante su comercialización (loncheado), o, a nivel doméstico, por falta de higiene.

Otras vías de transmisión son la transmisión vertical, es decir, de la madre al feto a través de la placenta o durante el parto, la transmisión directa por contacto con animales infectados y las infecciones nosocomiales en hospitales por contacto con material contaminado.

Síntomas

La infección por listeria suele ser asintomática en las personas sanas o cursa con síntomas gastrointestinal leves, fiebre y dolores musculares. Sin embargo, en determinados grupos de riesgo, como personas inmunodeprimidas, de edad avanzada, niños y embarazadas, pueden presentarse cuadros graves que incluyen meningitis, septicemia, aborto espontáneo, muerte fetal o parto prematuro, entre otros. Aunque la listeriosis es una enfermedad poco frecuente, presenta una elevada tasa de mortalidad en casos graves (30%).

El periodo de incubación suele ser de 1 o 2 semanas, pero puede oscilar entre algunos días y 3 meses. Esto hace que en ocasiones resulte difícil identificar el alimento que está en el origen de la infección.

Alimentos asociados a la listeriosis

Los alimentos más frecuentemente asociados con la listeriosis son los listos para el consumo refrigerados con una vida útil prolongada. Estos alimentos, son, entre otros, salchichas cocidas o patés; pescados ahumados; productos lácteos (quesos de pasta blanda, leche cruda y helados elaborados con leche cruda) así como ensaladas preparadas, verduras y frutas frescas.

No obstante, existen alimentos listos para el consumo que por sus características intrínsecas no permiten el crecimiento de listeria como son el azúcar, la miel, la sal, el pan, las galletas, así como productos envasados tratados con altas presiones o productos tratados térmicamente en su envase final, como las conservas, entre otros.