Un nuevo medicamento para el alzhéimer reduce el deterioro cognitivo en un 27%

La farmacéutica japonesa Eisai solicitará antes de marzo de 2023 la aprobación del fármaco en EE UU, Japón y Europa

Un nuevo fármaco para el alzhéimer desarrollado por la compañía farmacéutica japonesa Eisai ha mostrado resultados prometedores en un ensayo clínico a gran escala.

La compañía, que ha estado investigando este nuevo tratamiento para la enfermedad neurodegenerativa junto a la farmacéutica estadounidense Biogen, anunció el éxito de su estudio en un comunicado de prensa este miércoles.

Según sus resultados, el medicamento llamado lecanemab fue capaz de reducir el deterioro cognitivo en pacientes con alzhéimer en un 27% durante 18 meses.

El ensayo clínico comenzó en marzo de 2019 y participaron 1.795 personas de Japón, Estados Unidos y Europa con alzhéimer en fase inicial.

Los participantes fueron divididos en dos grupos: unos recibieron una dosis de lecanemab cada 2 semanas durante 18 meses, mientras que al otro grupo se le dio un placebo, con el fin de investigar los cambios en sus funciones cognitivas.

El grupo tratado con en nuevo fármaco presentó una reducción del 27 % en el empeoramiento de los síntomas comparado con el que recibió el placebo.

Además, la investigación señala que a partir de los seis meses “el tratamiento mostró cambios estadísticamente significativos” en la evolución cognitiva.

La compañía explica que se trata de un tratamiento con anticuerpos monoclonales diseñado para prevenir la progresión del alzhéimer mediante la unión de un anticuerpo al beta amiloide (que se presenta en acumulaciones anormales en el cerebro de los pacientes con esta enfermedad, la forma más común de demencia) y su eliminación, para evitar la destrucción de células nerviosas.

“Estos hallazgos crearán nuevos horizontes en el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad de Alzheimer, además de activar aún más la innovación para nuevas opciones de tratamiento”, dijo Haruo Naito, director ejecutivo de Eisai.

Eisai enviará los datos de su ensayo a las autoridades reguladoras para solicitar antes de marzo de 2023 la aprobación del fármaco en EE UU, Japón y Europa.

Tras conocerse los resultados del estudio, las acciones de Biogen subieron un 45 por ciento en la Bolsa de Nueva York, mientras que las de Eisais, que cotizan en Tokio, subieron casi un 20 por ciento.

La farmacéutica anunció que presentará las conclusiones de su estudio en el Congreso de ensayos clínicos sobre el alzhéimer que tendrá lugar en Estados Unidos desde el próximo 29 de noviembre y publicará sus hallazgos en una revista médica publicada por pares.