La mayoría de los expertos de Sanidad rechaza quitar por ahora la mascarilla del transporte público

Los técnicos en Salud Pública temen que este otoño aumenten las infecciones respiratorias por el virus respiratorio sincitial (VRS) y la gripe

Pasajeros con mascarillas usan la red de autobús en San Sebastián
Pasajeros con mascarillas usan la red de autobús en San Sebastián FOTO: Juan Herrero EFE

La mayoría de los expertos reunidos en la Ponencia de Alertas y Planes de Preparación y Respuesta se han mostrado partidarios este lunes de mantener por ahora el uso obligatorio de la mascarilla en los transportes públicos. Según ha podido saber LA RAZÓN, solo dos expertos, los de las comunidades autónomas de Madrid y Murcia, abogan por retirar ya los cubrebocas. Los técnicos en Salud Pública temen que con la llegada del otoño aumente la transmisión de las infecciones respiratorias debidas al virus respiratorio sincitial (VRS) y al virus de la influenza, causante de la gripe.

El Ministerio de Sanidad se comprometió el pasado 21 de septiembre durante una reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) a llevar la retirada de la mascarilla en los transportes públicos a la Ponencia de Alertas después de que varios gobiernos regionales reclamaran la revisión de la medida. El uso de la mascarilla es un asunto competencia del Gobierno y regulado a través de real decreto ley, pero la titular de Sanidad, Carolina Darias apeló a los especialistas. “Haremos lo que digan los expertos”, dijo entonces. “Por ahora no hay ninguna propuesta de los expertos sobre la eliminación de mascarillas, pero si llega, estaremos en condiciones de valorarla para tomar la mejor de las medidas, siempre de la mano de los expertos”, insistió.

La Comunidad de Madrid reclamó en la reunión entre el Ministerio y las Comunidades la revisión técnica “lo antes posible” del uso de la mascarilla, especialmente en el transporte público. Aunque no fue la única. Castilla y León, Navarra y Cataluña también se sumaron a la iniciativa madrileña y pidieron a Sanidad poner fin al uso del cubrebocas. En el ámbito político, Ciudadanos anunció el pasado viernes que llevará al Pleno del Congreso de esta semana una iniciativa para instar al Gobierno a retirar la medida alegando la mejora en la situación epidemiológica en la pandemia y el alivio de la presión asistencial.

Lo cierto es que a solo una semana de que comenzó el otoño, la incidencia de la covid ha vuelto a subir en España. Según el último informe de Sanidad, publicado el pasado viernes, la incidencia acumulada en los últimos 14 días entre los mayores se ha colocado en 149,8 casos por 100.000 habitantes, frente al 141,7 del pasado martes, lo que supone un incremento de 8 puntos. En Europa occidental, en los países que han estado sincronizados con España a lo largo de este año, también se ha activado la incidencia con la llegada del frío. El crecimiento más notable se ha producido en Austria, pero también son relevantes los de Alemania y Francia. Además, como llevan ya semanas creciendo, el incremento de contagios ya se ha trasladado subidas en las hospitalizaciones.

Esto, por ahora, no ha pasado en España, donde los datos muestran estabilidad en hospitalizaciones y ucis. Así, el número de pacientes ingresados a causa del virus ha bajado hasta 2.279 (el martes pasado eran 2.332), con lo que el porcentaje de ocupación de camas convencionales es del 1,8%. Este descenso también se ha producido en las unidades de cuidados intensivos, que pasan a tener 142 ingresados (el martes eran 143), con lo que este servicio tiene una ocupación del 1,64%.

España, Alemania y Grecia son, junto a las islas de Chipre y Malta, los únicos países en Europa en los que la mascarilla sigue siendo obligatoria en el transporte público después de que la semana pasada Italia acabara con la restricción. Desde el sábado, la mascarilla ya no es obligatoria en Italia, sin embargo, el ministro de Sanidad en funciones, Roberto Speranza, ha prorrogado en un mes, hasta el 31 de octubre, la obligación de usar ese dispositivo de seguridad individual en hospitales y residencias de ancianos.