El padre de una de las víctimas del Alvia agrede a uno de los acusados a la salida del juicio

El juicio del Alvia ha arrancado este miércoles, nueve años después del accidente que se cobró 80 muertos y 145 heridos en Angrois

Algo más de nueve años después del accidente del tren que descarriló en Santiago, provocando ochenta muertos, once de ellos de Castilla y León, y casi centenar y medio de heridos ha arrancado este miércoles, 5 de octubre, el juicio del Alvia en la Ciudad de la Cultura de la capital gallega.

Hay dos únicos acusados, que son el maquinista, Francisco José Garzón Amo, y un excargo de Adif responsable de la seguridad en la circulación, Andrés Cortabitarte. Se les imputan ocho decenas de fallecimientos por imprudencia grave profesional, 145 lesiones por el mismo motivo y un delito de daños.

El Ministerio Fiscal solicita para cada uno de ellos cuatro años de prisión y demanda la inhabilitación del maquinista para su oficio durante el tiempo de la condena, y la del cargo de Adif para cualquier profesión que implique gestión, seguridad o responsabilidad en este tipo de infraestructuras. La reclamación total de daños y perjuicios en materia de responsabilidad civil asciende a 57.686.635,93 euros.

El ex jefe de Seguridad de Adif, Andrés Cortabitarte es escoltado por la policía tras ser increpado y golpeado este miércoles
El ex jefe de Seguridad de Adif, Andrés Cortabitarte es escoltado por la policía tras ser increpado y golpeado este miércoles FOTO: XOÁN REY Xoán Rey EFE

El momento más tenso ha tenido lugar al final de la primera sesión del juicio cuando el padre de una de las víctimas del accidente ha agredido al ex alto cargo de Adif Andrés Cortabitarte. Ha sido tras abandonar el edificio judicial por la puerta habilitada para ello cuando Cortabitarte ha recibido el golpe.

El exresponsable de Seguridad de Adif parecía sufrir un desvanecimiento y los policías nacionales que lo custodiaban lo han apoyado contra un furgón para comprobar su estado. Posteriormente, el acusado en el juicio ha subido al coche para abandonar la Cidade da Cultura mientras los agentes tomaban declaración al hombre que le había propinado el golpe.

Fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) señalan a Ep que la indicación era que solo había un acceso a la sala de vistas, la puerta principal por la que ha llegado y salido el maquinista. Dado este incidente, la Policía Nacional tendrá que evaluar si hay que tomar medidas y está justificado habilitar otro acceso, que en cualquier caso ya utilizó el exalto cargo de Adif a su llegada al edificio judicial.