Cómo funcionará el nuevo permiso de paternidad: a quién afecta y cuánto dura

Está previsto que esta medida se apruebe en el Consejo de Ministros de forma urgente antes de que termine este mes de octubre

El Gobierno ha acordado un nuevo permiso de paternidad que aparecerá incluido en la futura Ley de familias. Está previsto que esta medida, recogida en la negociación de los Presupuestos Generales del Estado de 2023 entre PSOE y Unidas Podemos, sea aprobada por el Consejo de Ministros antes de que finalice este mes de octubre.

De esta forma, en caso de recibir el visto bueno, los progenitores trabajadores podrán disfrutar de un permiso de ocho semanas no retribuido por cada hijo y al que los empleados tienen derecho a acogerse hasta que el menor cumpla ocho años. Esta norma estará al margen de las 16 semanas que se conceden en la actualidad una vez se ha dado a luz.

Además, la normativa impulsada por el Ministerio que lidera Ione Belarra, prevé la ampliación de la renta por crianza de 100 euros al mes para las familias que tienen hijos de entre cero y tres años, renta que hasta ahora solo disfrutaban las madres trabajadoras. Al final, se ha optado por una medida intermedia, dado que el espacio confederal planteaba en inicio que el rango de edad fuera mayor y que la prestación económica fuera progresiva mientras el menor fuera cumpliendo años.

De esta forma, esa prestación se extenderá a las personas con hijos menores de tres años que estén o hayan estado en la Seguridad Social o mutualidad durante 30 días o hayan recibido una prestación (contributiva o asistencial) del sistema de protección del desempleo. La cuantía será de 100 euros por cada hijo hasta que alcance dicha edad.

Otra novedad es la consideración de que las familias monoparentales con dos hijos sean consideradas como familias numerosas de cara a obtener beneficios sociales, una de las demandas que abanderaba Unidas Podemos dentro de la negociación presupuestaria.

Asimismo, el Ejecutivo aprobará un permiso de siete días al año para que los trabajadores cuiden de familiares o convivientes. Servirá para que los empleados puedan dedicarse durante este periodo al cuidado de sus hijos, de las personas mayores a su cargo o acompañar al médico a su pareja, entre algunos casos.